La nueva rotonda que mejorará la movilidad y la seguridad en el entorno del cementerio estará lista a principios de año

Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón

La nueva rotonda que mejorará la movilidad y la seguridad en el entorno del cementerio de Pozuelo de Alarcón estará lista a principios del año que viene. De hecho, las obras comenzarán en breve ya que ayer, la Junta de Gobierno Local ha aprobado la adjudicación del contrato de obras de mejora en el Camino de Alcorcón con la Calle Juan Antonio Samaranch y en el que se incluye la construcción de esta glorieta. El Ayuntamiento tiene previsto invertir cerca de 273.000 euros y el plazo de ejecución es de tres meses.

Así, y gracias a esta infraestructura, se mejorará la intersección entre las calles Camino de Alcorcón y Juan Antonio Samaranch y aumentará la visibilidad en este cruce, lo que facilitará también la circulación de los autobuses que discurren en esta zona.

La mejora de la movilidad en este entorno se completará, en una segunda fase, con el acondicionamiento de una parcela municipal como zona de aparcamiento lo que dotará de más plazas de estacionamiento a esta área de la ciudad en la que se emplazan el cementerio y tanatorio y otras dependencias como la Policía Municipal, un centro de salud o el Innpar, a los que acuden numerosos visitantes y usuarios.

La alcaldesa de la ciudad, Susana Pérez Quislant, ha señalado la importancia de llevar a cabo esta nueva rotonda “con la que se mejorará la visibilidad y seguridad de los vehículos y de los peatones, además del giro de los autobuses”, ha concluido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*