El 9,3% de la población madrileña tiene diabetes, aunque casi la mitad de ella no ha sido diagnosticada

Día Mundial de la Diabetes

Equipo fundador de Social Diabetes

En la Comunidad de Madrid hay más de 600.000 personas adultas con diabetes, aunque la mitad de ellas no han sido diagnosticadas. Según los últimos datos disponibles, el 9,3% de la población madrileña de entre 30 y 74 años tiene diabetes, el 12,3% de los hombres y el 6,4% de las mujeres. En los hombres, el 33% de los diabéticos desconoce haber desarrollado la enfermedad, un porcentaje que en el caso de las mujeres se reduce al 16%. A estas cifras hay que añadir la población que por sus niveles de glucosa en sangre no alcanza los valores que determinan la enfermedad, pero sí presenta un mayor riesgo de diabetes, que se sitúa en alrededor del 30%. Para los expertos, definir este grupo de mayor riesgo es clave, en tanto se ha demostrado la mayor efectividad de fomentar en este colectivo una dieta apropiada y otros consejos relacionados con el estilo de vida para disminuir la probabilidad de desarrollar la enfermedad.

“La mala alimentación y el sedentarismo, junto con el progresivo envejecimiento de la población, son algunas de las causas del crecimiento sostenido y alarmante de la diabetes en todo el mundo. Y España no es una excepción”, señala la doctora Anna Novials, directora médica de SocialDiabetes, una plataforma digital que ha sido distinguida por Naciones Unidas y la Comisión Europea (entre otros organismos internacionales) por mejorar la calidad de vida de los pacientes y permitir a los profesionales sanitarios ofrecer una atención personalizada a través de una solución que conecta con los datos del paciente en tiempo real.

En concreto, la diabetes afecta al 8,7% de la población adulta española, mientras que otro 6% de la población tiene diabetes pero no está diagnosticada. Pese a registrar un crecimiento sostenido, España, con 5 millones de personas con diabetes (un 43% de ellas aún sin diagnosticar) registra tasas más bajas que otros países europeos como Portugal, Serbia, Rumania, Chipre, Alemania o Hungría. En Europa, se estima que más de 55 millones de personas sufren algún tipo de diabetes y se calcula que hay 425 millones de personas con diabetes en los cinco continentes, si bien se prevé que en el año 2045 la cifra podría situarse en 629 millones, contando tanto a las personas diagnosticadas como sin diagnosticar.

“La diabetes es una enfermedad crónica que implica modificar los hábitos de vida, por eso el apoyo de la familia es fundamental. Cuando el paciente es un niño o adolescente, además necesita supervisión continua por parte de un adulto”, explica Novials. Con la aplicación SocialDiabetes es posible compartir un mismo usuario en más de un móvil, lo que permite seguir y monitorizar a los seres queridos, especialmente a los hijos.  “Cuando el adulto recibe notificaciones cada vez que el paciente introduce un nuevo registro de glucemia o de dosis de insulina en la aplicación, ambos ganan en calidad de vida y en autonomía para gestionar la enfermedad”, añade. Cabe recordar que la familia, protagoniza el Día Mundial de la Diabetes que se celebra el 14 de noviembre.

Optimizar la prevención, gestión y control de la diabetes pasa cada vez más, según destacan los principales expertos, por una mayor implicación de cada afectado en particular y también de su familia. También recalcan que la incorporación de las aplicaciones móviles y la telemedicina a esta enfermedad crónica contribuirá a que los pacientes puedan gestionar su enfermedad de forma menos aislada, en comunidad, compartiendo sugerencias, conocimiento y apoyo entre ellos, así como con sus familiares y los propios profesionales.

“Hoy en día llevamos el móvil a todas partes, por lo que utilizar una aplicación para gestionar la diabetes es lo más cómodo y práctico. La clave está en saber elegir una aplicación rigurosa, y la mejor garantía es que haya sido certificada como dispositivo médico. La diabetes es una enfermedad que, cuando no se controla como es debido, puede tener consecuencias muy graves. Por eso, no vale seguir cualquier consejo que se lee en internet o en una app. Cuando se trata de la salud, la aplicación debe contar con un equipo asesor médico y con profesionales que pongan sus conocimientos y experiencia al servicio del paciente. La app también debe facilitar la conectividad con cualquier dispositivo y la colaboración con los sanitarios, como ocurre en SocialDiabetes”, aconseja Novials.

SocialDiabetes es la plataforma de salud digital dedicada a transformar el tratamiento de la diabetes tipo 1 y tipo 2. Actualmente, cuenta con más de 160.000 usuarios registrados en diversos países del mundo, 35.000 de ellos en España.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*