Acumulación de residuos sólidos y escombros en los arroyos de Boadilla

Isabel Carmona

Disponer de agua de calidad es esencial. Los ayuntamientos son los que tienen la competencia del saneamiento. Hay determinadas actuaciones sobre el dominio público hidráulico, que por su peligrosidad están prohibidas, entre ellas la acumulación de escombros.

Hemos constatado la presencia de tubos de desagüe que vierten aguas al arroyo, aguas de las que desconocemos su procedencia y por otro, la presencia de desechos de obras, como cemento, escombros y basuras de diversa índole en el entorno de los arroyos que circundan el municipio.

Este verano España recibió una multa millonaria debido a la deficiente depuración de aguas residuales en varios núcleos urbanos, por ello el Ministerio para la Transición Ecológica trabaja sobre el Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización que incluirá medidas de choque para resolver estos problemas con el medioambiente y el uso del agua.

El articulo 97 de la Ley de aguas trata sobre actuaciones contaminantes prohibidas que articula que estará prohibida: “toda actividad susceptible de provocar la contaminación o degradación del dominio público hidráulico, y, en particular:

  1. a) Acumular residuos sólidos, escombros o sustancias, cualquiera que sea su naturaleza y el lugar en que se depositen, que constituyan o puedan constituir un peligro de contaminación de las aguas o de degradación de su entorno”.

Y en el artículo 100 de la misma ley,  dice que “Queda prohibido, con carácter general, el vertido directo o indirecto de aguas y de productos residuales susceptibles de contaminar las aguas continentales o cualquier otro elemento del dominio público hidráulico, salvo que se cuente con la previa autorización administrativa”.

Nos preguntamos si el Equipo de Gobierno de González Terol ha tomado las medidas pertinentes para denunciar ante la Confederación Hidrográfica ese vertido al cauce del arroyo. Esto aparece como algo completamente irregular ya que tenemos serias dudas de que se cuente con autorización de la Confederación Hidrográfica.

El gobierno municipal, como responsable de la administración competente del abastecimiento y vigilancia del cuidado de su entorno, es la administración más cercana a los ciudadanos, por ello debería estar atenta más que ninguna otra  administración, de que los cauces que discurren por el municipio no están sufriendo ningún vertido o actividad contaminante.


Isabel Carmona Maestre, portavoz del Grupo Municipal Socialista
del Ayuntamiento de Boadilla del Monte

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*