Regalar cervezas en Navidad, una tendencia al alza

Año tras año, al llegar este mes de diciembre se satura nuestra agenda con comidas, cenas y fiestas navideñas. Cada celebración conlleva en estas fechas entrañables intercambiar entre familiares y amigos todo tipo de obsequios y detalles, tradición ésta que puede llegar a saturarnos y suponernos incluso un quebradero de cabeza. Una tendencia al alza a la que podemos recurrir, sin esquilmar nuestro bolsillo y quedar bien, sobre todo cuando acudimos como invitados a una fiesta, es regalar cervezas artesanas, con las que acertaremos seguro, pues hay en el mercado una gran variedad, de diferentes estilos y tamaños, para todos los paladares. Y es que el consumo de cerveza artesana, sobre todo española, se ha ido poniendo progresivamente de moda en los últimos años.

De hecho, han venido proliferando en España de un tiempo para acá las cervecerías artesanas, que casi habían desaparecido al llegar los años 90, pero desde entonces hasta ahora se ha ido fabricando en nuestro país cada vez más cervezas tradicionales hasta sumar en la actualidad más de 1.200 variedades que abarcan desde la rubia hasta la negra ‘stout’, pasando por cervezas que contienen distintos grados de fermentaciones, pues hay a quienes les gusta muy altas y hay quienes consumen preferiblemente cervezas ‘pilsener’, es decir, menos amargas y más suaves, pareciéndose éstas más a un refresco, si se toman muy frías, que a una bebida que ha sido objeto de un proceso de fermentación.

En contrapartida a las pilsener, la oferta de cervezas artesanas, elaboradas mediante sistemas tradicionales, se ha incrementado notablemente en España. Además en la era digital en la que estamos inmersos puede adquirirse fácilmente online, con envío gratuito, un pack de cervezas de regalo, preparado en cestas o en cajas especiales personalizadas. Constituirá sin duda un regalo sorpresivo y muy original, con el que se puede disfrutar en cualquier ocasión. No en vano, beber cerveza es un hábito muy mediterráneo, que forma parte de nuestra cultura y tradición.

La primera fábrica de cerveza que se conoce en nuestro país data de 1537, año en el que la misma se instaló en Madrid con el fin de elaborar cerveza destinada al rey Carlos I. Desde entonces la popularidad de esta bebida ha ido ‘in crescendo’ hasta el punto de que España está considerada ‘un país de cerveceros’, siendo el cuarto productor de cerveza entre los países de la Unión Europea, tras Alemania, Gran Bretaña y Polonia.

Según refleja el informe socioeconómico sobre el sector de la cerveza realizado por Cerveceros de España este mismo año, referido a 2017, el consumo de cerveza alcanzó el año pasado casi 40 millones de hectolitros, crecimiento que ha ido a la par que el incremento del turismo, coincidiendo la cifra cervecera con el récord de 82 millones de turistas que nos visitaron ese año. Eso sí, pese a dicho aumento, se mantienen las pautas de consumo mediterráneas, es decir, el bebedor de cerveza en España consume de manera responsable, moderada y social, tal y como recoge el mencionado informe. Así, España tiene uno de los consumos per cápita de cerveza más bajos de la Unión Europea, lo que, desde el señalado punto de vista, constituye muy buena noticia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*