Yemen: 240.000 personas en situación extrema por falta de alimentos

20 millones de personas necesitan ayuda humanitaria en el país

El pasado 5 de diciembre, la Clasificación integrada de la seguridad alimentaria (IPC, siglas en inglés), referente en la lucha contra la inseguridad alimentaria, calificó de «catastrófica» la situación actual de varias zonas de Yemen. Haciendo alusión a los resultados de este informe, el IPC destaca el rápido deterioro de la situación humanitaria como consecuencia del conflicto armado que ha tenido lugar durante cuatro años. Acción contra el Hambre reitera su llamamiento al cese inmediato de las hostilidades en Yemen e insta a asegurar un ambiente adecuado en el que tanto las agencias humanitarias como el sistema de ayuda puedan operar.

Jonathan Cunliffe, Director regional de operaciones de Acción contra el Hambre, declaró que «20 millones de personas en Yemen se encuentran en necesidad de asistencia humanitaria. Si no se ofrece ninguna solución política, un aumento de la ayuda solo prolongará la agonía del pueblo yemení. Si no se firma la paz de forma inminente, ambos bandos del conflicto, y todos aquellos que permiten que la guerra continúe con tal impunidad, quedarán manchados con la sangre de más decenas de miles de ciudadanos yemeníes».

Una gran parte del pueblo yemení es difícilmente capaz de satisfacer un mínimo de sus necesidades alimentarias, lo que se corresponde con la Fase 3 (crisis) y  la 4 (emergencia) de la  inseguridad alimentaria aguda del IPC. Casi 250 000 personas está sobreviviendo bajo esta «situación catastrófica» en Fase 5, la cual implica un alto grado de desnutrición aguda y una tasa de mortalidad extrema. «Las conversaciones de paz en Suecia deberían dar resultado para asegurar el cese de las hostilidades con respecto a la dramática situación que está ocurriendo en Yemen», añadió Cunliffe.

Acción contra el Hambre, junto con otras organizaciones humanitarias que también trabajan en Yemen, seguirá mejorando sus operaciones con el fin de llegar a las personas más vulnerables. Sin embargo, se requiere más esfuerzos a nivel nacional, lo cual significa un aumento de los recursos que se inyectan en la economía para que así los ciudadanos puedan disponer de dinero para comprar alimentos y todo lo esencial para sobrevivir.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*