Máximas XVII de Juan de Portoplano

Aquella tarde el de Portoplano pensaba como encontrar la idea exacta, que además coincida con la verdad-bondad-belleza de la realidad. Cómo encontrarla y cómo narrarla.

– La sinceridad, solo significa que estás expresando tu estado mental, conceptual o afectivo, pero la sinceridad no es suficiente, si no va acompañada con el mayor grado de racionalidad en la verdad ortodoxa del saber ortodoxo combinado con el mayor grado de bondad-bien posible, con puntadas suficientes de belleza-estética correcta.

– Todo el mundo tiene ideas y conceptos sobre todo o casi todo, la cuestión es que sea el más verdadero y más bondadoso y más útil y más racional, en tal y cual situación, según el saber real…

– Con tantas personas te cruzas, y no sabes que será o haya sido de sus vidas. Con tantos vehículos te cruzas que dentro van personas y no sabrás nunca que habrá sido de sus vidas, antes y después de ese cruce.

– El que canta debe saber que también tendrá que llorar. El que llora ahora, debe recordar que también tuvo cantos en su corazón de alegría.

– Todo ser humano pertenezca a un estrato social o cultural a otro, es en sí y para sí y para los demás un enigma y un misterio. Solo nos queda intentar entenderlo y respetar ese misterio.

– Casi todo el mundo habla mal de la democracia, y la democracia es simplemente lo que todos hacemos con ella cada día. No solo las elites, ni solo los políticos, también lo que usted hace cada día en la calle…

– Has evitado confrontaciones y enfrentamientos, te has callado y silenciado, para no agravar el mal, y encima tú, tú eres el malo, y los que se han saltado la ética y el sentido común, son los buenos.

– No crear conflictos, quizás sea, la esencia de la sabiduría y del conocimiento y de la moralidad.

– Puede que esta frase o la anterior o cien escritas por mí, sean erróneas, pero no se sienta tan ofendido contra mí, al final, usted no ha pagado nada por ellas, y al escribiente, tampoco le han pagado nada por ellas. Por lo tanto, ha recibido usted un regalo en forma de palabras-ideas, al menos sea agradecido, porque esas mismas palabras dadas por otro tipo de profesionales, usted habría tenido que pagar, pagar una cantidad de plusvalías de su trabajo.

– Quien vive y es pueblo, entiende y comprende sus grandezas y sus miserias y sus bajezas y sus heroicidades. Por tanto, no alabe usted tanto al pueblo, pero tampoco lo rebaje tanto.

– Usted se loa de saber mucho humanismo y mucha filosofía y mucha literatura, y menosprecia al pueblo que apenas sabe y conoce, pero usted no sabe apenas ciencia, y por eso, no le gustaría le despreciasen por no saber ciencia.

– Cada ser humano lleva su corazón en vasijas de barro.

– Tuviste que alejarte de un mal, para evitar otros males más grandes. Y ahora, los creadores de esos males, son los buenos, y los que se alejaron de ese mal, son los malos.

– Mis coetáneos, humanos como yo, no entienden ni mi prosa, ni mis ideas, pero a veces, quizás por dolor y desesperación, creo y estimo que si Gracian, Platón, Epicteto leyesen estas frases, no digo que estarían de acuerdo, pero si les agradaría hablar con el escribano que las ha redactado.

– Desprecian al pueblo, pero mientras tanto el pueblo soporta sobre sus espaldas, sus altos hábitos y costumbres, sus lujos sean intelectuales o económicos o sociales, pero mientras tanto alaban el trabajo que hace el pueblo, pero desprecia las manos y el corazón que lo ha fabricado.

– Hemos defendido la virtud y el bien y la bondad y la verdad y la belleza, en todas sus formas y maneras, pero la virtud y desvirtud está en todas las clases sociales, no solo en unas, lo que sucede que en algunas predominan unas desvirtudes y en otras pues otros.

– Porque sé utilizar mejor las palabras que usted, porque sé un poco de Kant, Descartes, Platon, Heidegger y sé combinar algunos discursos, y usted posiblemente no sepa, porque sé de eso, no me siento superior a usted, porque usted sabe hacer sillas, arreglar vehículos, plantar flores y tomates, y criar hijos en la medida de lo posible. Por tanto, usted, usted no se sienta superior a los creadores de lenguajes, y los que crean los lenguajes con oratoria no se sientan superior a los que crían trigo, porque no olviden que sus bisabuelos también lo hacían.

– Que las mayorías de la población tenga errores y hábitos negativos, no quiere decir, que todo sea vulgar en el pueblo. Y si el pueblo es vulgar, en gran medida, es responsabilidad suya, pero también de lo que expresan medios de comunicación, poderes fácticos, administraciones y otros medios, que están manejados y controlados y gestionados por elites e intermediarios que se sienten muy cultos y cultivados… Por consecuencia, son los cultivados los que han producido a los no-cultivados.

– Obligan a cientos de millones de seres humanos que estén trabajando diez hora al día, para intentar vivir y sobrevivir, y después esperan que tengan un gusto elevado y exquisito, y que puedan tener tiempo a cultivar de forma correcta, sus mentes y sus almas…

– Cada ser humano es capaz, tiene la potencialidad y posibilidad, de por muy modesto y humilde que sea, de hacer una gran cantidad de bien y una gran cantidad de mal. Una de las obligaciones del ser humano es limitar el mal que puede hacer, y aumentar el bien que puede hacer, se ocupe un alto cargo o un modesto lugar en la sociedad.

El de Portoplano aquel atardecer regresaba a su lugar de habitabilidad, intentando pensar-repensar como resolver un conflicto social y político y económico que estaba surgiendo en su sociedad, sin saber, qué frase o idea podría inventar-crear para que éste no llegue al límite, ni al hambre, ni al conflicto armado… ¡La tristeza invadía el alma-cuerpo-mente del de Portoplano, la tristeza por el temor de dicho problema! ¡Los hombres han olvidado la paz, como la fuente de todos los bienes…!


Jesús Millán Muñoz – http://twitter.com/jmmcaminero  © jmm caminero (06 enero-24 febrero 2019 cr).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*