Cambiar los neumáticos a tiempo, medida principal para reducir la siniestralidad y evitar accidentes de tráfico

En un período vacacional por excelencia como es esta segunda fase de la Semana Santa, se esperan en España alrededor de 9 millones de desplazamientos por carretera desde este miércoles día 17 hasta el lunes día 22 de abril, según datos hechos públicos por la Dirección General de Tráfico. Se trata de una operación salida en la que entra en vigor la reducción del límite de velocidad de 100 a 90 kilómetros por hora en las vías convencionales, medida con la que se espera reducir el número de accidentes y, sobre todo, el de muertos en carretera, si bien hasta el momento se han registrado en esta Semana Santa, en concreto en su primera fase, 11 víctimas mortales en las carreteras españolas.

Más allá de la nueva norma y de la estrecha vigilancia del comportamiento de los conductores al volante que ha anunciado la Dirección General de Tráfico que llevará a cabo a través de más de 9.000 agentes de la Guardia Civil, 264 vehículos camuflados y casi 1.350 radares, junto con helicópteros, drones y cámaras para el control del correcto uso del cinturón de seguridad y la no utilización del teléfono móvil, para conseguir reducir el índice de siniestralidad es fundamental que quienes vayan a viajar cambien a tiempo las ruedas de sus coches, los revisen bien y efectúen una buena puesta a punto de los mismos. Sin embargo, solo 3 de cada 10 conductores hacen esa puesta a punto, según han dado a conocer los expertos en tráfico rodado, que vaticinan que en estas vacaciones van a tener lugar alrededor de 350.000 asistencias en carretera por averías en los vehículos.

Uno de los aspectos más relevantes a tener en cuenta para reducir drásticamente las incidencias de tráfico es el cambio de las ruedas, elementos principales éstas en la seguridad vial, si bien el 60% de los conductores no las cambia a tiempo según los mismos expertos, una circunstancia incomprensible cuando hoy en día hay en el mercado neumáticos baratos de excelente calidad que reúnen todas las garantías para que sus prestaciones sean óptimas.

De hecho, el 46,2% de los conductores cambia las ruedas de su automóvil después de recorrer con ellos más de 50.000 kilómetros e incluso el 11,7% lo hace tras haber rebasado los 65.000 kilómetros, cuando los expertos establecen los 40.000 kilómetros como el límite a partir del cual es necesario realizar el cambio. Además resulta conveniente para evitar completamente los riesgos sustituir las ruedas antes de alcanzar el citado límite, lo cual es posible gracias a que se pueden comprar neumáticos baratos que garantizan un alto nivel de seguridad, adecuados para cualquier estación del año y todo tipo de vehículos.

Cabe señalar a ese respecto que los neumáticos 4×4 baratos figuran entre los más demandados dada la tendencia en la actualidad en el mercado automovilístico de contar con vehículos todoterreno, es decir, con tracción total, ya que se minimizan los riesgos de accidente al poder impulsar el coche cualquiera de los neumáticos en contacto con el piso pese a que haya alguna rueda no apoyada en el asfalto o incluso aunque haya perdido tracción uno de los ejes.

El cambio a tiempo de los neumáticos supone por lo tanto una de las medidas más importantes a adoptar para viajar tranquilos y seguros, unida sin duda a la realización efectiva de las revisiones estipuladas por los fabricantes de los vehículos. Todo ello sumado al compromiso de los conductores de mantener un comportamiento correcto en carretera dando cumplimiento a todas las normas de tráfico, lo que evitará poner en peligro la propia integridad física y la de nuestros acompañantes, así como la vida de los demás viajeros.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*