El Hospital Puerta de Hierro recibe el mayor reconocimiento en el manejo de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal

La Unidad de Enfermedad inflamatoria intestinal (EII) del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, recibe la Certificación de Excelencia como Unidad de Atención Integral a pacientes con EII.

Unidad para el Cuidado Integral de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda, ha

La Unidad para el Cuidado Integral de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda, ha recibido la Certificación con Excelencia como Unidad de Atención Integral a pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal, que sitúa al centro sanitario como hospital de referencia y reconoce la calidad asistencial e investigadora desarrollada por la Unidad.

Este reconocimiento surge del Programa de Certificación de las Unidades de Atención Integral a pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal, desarrollado e impulsado por el Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) con el apoyo de la biofarmacéutica AbbVie y está considerado el mayor reconocimiento para estas unidades a su labor en la atención de la EII en España, situándolas como referente a nivel regional e internacional.

La Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) del Hospital Puerta de Hierro tiene sus orígenes en el año 1976, con la creación de una consulta monográfica de pacientes con EII, manejados conjuntamente con cirugía, en el antiguo Hospital Clínica Puerta de Hierro de Madrid. Más tarde, la Unidad tal y como la conocemos hoy, se impulsa desde el nuevo Hospital Puerta de Hierro Majadahonda.

Según la doctora Maribel Vera Mendoza, responsable de la unidad, “en esta Unidad se potencia el trabajo multidisciplinar con las diferentes especialidades implicadas en el manejo de estos pacientes, tales como reumatología, dermatología, anatomía patológica, farmacología clínica, oftalmología, pediatría, medicina preventiva, cirugía, nutrición, radiología, hospital de día y farmacia”.

El objetivo de la Unidad es ofrecer a sus pacientes una atención continuada, integral y de calidad en el manejo de sus patologías, a cargo de profesionales —médicos y enfermeras—, con dedicación exclusiva a estas enfermedades.

En la actualidad esta Unidad está formada por 5 gastroenterólogos dedicados a esta patología, 2 enfermeros y una coordinadora de estudios.

Los aspectos más innovadores que presenta la Unidad “se basan en la transversalidad en el manejo de estos pacientes a través del equipo multidisciplinar, así como en la atención personalizada, ágil, telemática y centrada en la figura de enfermería”, añade la doctora Vera.

Asimismo, colabora en la mejoría de la calidad de vida del paciente “a través de la atención personalizada, valorando las necesidades terapéuticas y de manejo de cada paciente, con una asistencia telemática potente a través de contacto por mail, con el objeto de facilitar la vida del paciente evitando desplazamientos y demoras en las actuaciones”, concluye.

El papel de la enfermería

Hoy en día, en la estrategia de la Unidad la labor de la enfermería resulta fundamental, dado que en muchas ocasiones la enfermedad puede ser muy imprevisible, compleja y heterogénea. Según Pablo Bella, enfermero de esta Unidad, “el enfermero se encarga de promover un sistema de atención integral, personalizado y continuo, para conseguir un paciente informado, activo y comprometido, que tome las riendas de su enfermedad”.

En cuanto a los requerimientos de los pacientes, según Pablo Bella, “los principales son dudas sobre su enfermedad, tratamiento, efectos secundarios, posología…; lo más positivo del control telemático que manejamos es que se puede hacer un seguimiento de la enfermedad, evitando que el paciente acuda a urgencias o esperar meses para tener una atención personalizada”. En definitiva, se trata de “un abordaje multidisciplinar, cubriendo las necesidades del paciente, lo que conlleva un mejor manejo de su enfermedad, optimizando los recursos disponibles, y por lo tanto repercutiendo de forma directa e indirecta en el sistema sanitario”, concluye.

Sobre la EII

La enfermedad inflamatoria intestinal se define como un grupo de trastornos inflamatorios que engloba dos enfermedades: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Se trata de una patología de causa desconocida pero mediada inmunológicamente, cuyos síntomas son muy variados y suelen incluir la diarrea o el dolor abdominal, llegando en ocasiones a requerir cirugía o ser incapacitantes para los pacientes.

Durante el desarrollo de la enfermedad, se pueden presentar complicaciones, tanto intestinales (oclusión intestinal, deficiencias nutricionales, etc.), como extraintestinales (dermatológicas, reumatológicas, oculares y hepatobiliares, entre otras). La aparición de los síntomas de la enfermedad es impredecibles, con periodos de remisión y recaídas y, en muchos casos, llegan a requerir hospitalizaciones e intervenciones quirúrgicas. La cronicidad de la enfermedad, los controles periódicos, un tratamiento farmacológico continuado y la posible necesidad de intervenciones quirúrgicas tienen una gran repercusión en la vida familiar, laboral y social del paciente, y condicionan considerablemente su percepción de salud y su calidad de vida.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*