Las muñecas reivindican su atención

Las actuales muñecas de silicona o del nuevo material TPE, del que están hechas, nada tienen que ver con las muñecas hinchables o incluso con las de silicona de antaño, ya que las de ahora, completamente personalizables, son extremamente reales o, dicho de otro modo y utilizando una expresión coloquial, prácticamente “parecen de verdad”. De hecho, una sexdoll o muñeca erótica puede llegar a despertar hasta emociones al tacto con su piel, pudiendo ser vestida con ropa, prendas o conjuntos que le otorgan una apariencia mucho más real aún, por lo que se puede experimentar con ella toda clase de fantasías y, por qué no, también posturas inimaginables.

Los modelos de muñecas realistas de hoy en día pueden elegirse además como quien dice “a la carta”, de acuerdo con los gustos o preferencias de cada uno, ya que se puede seleccionar desde el color de su pelo o cabellera (rubia, morena), su tamaño o altura (desde 100 hasta 172 cms.), el color de sus ojos (marrones, azules o verdes) y si se desea o no que se mantenga en pie, además de poderse elegir en relación con la apariencia de su boca.

Las sexdolls se pueden conseguir y elegir, por otra parte, vía online, en páginas webs por las que navegar cómodamente desde casa y que facilitan la compra hasta con servicio de atención al cliente, preservándose siempre ante todo su identidad como comprador. Su adquisición se lleva a cabo además mediante un procedimiento de entrega en 24 horas que resulta sumamente discreto, de modo que en el paquete aparece como remitente una empresa de logística, sin que haya logotipos ni nombres que permitan saber qué es lo que hay en la caja que contiene tan excitante pedido en su interior. Asimismo, tampoco en el extracto de su cuenta bancaria puede identificarse dónde se ha hecho la compra ni de qué compra se trata, en definitiva, porque en la información sobre las adquisiciones realizadas por medio de su tarjeta de crédito se indican únicamente como concepto las siglas A.D.G.

Las muñecas eróticas actuales cuentan con un esqueleto metálico que posibilita que se muevan en todas las posiciones, gracias también a su cuerpo flexible y sólido, siendo otro de sus importantes atractivos que puede ponérseles nombre con el fin de personalizarlas por completo al poder dirigirse a ellas por el mismo, con lo que se obtiene un realismo máximo. En cuanto a su piel, es de elastómero termoplástico (TPE), es decir, la materia más realista con la que se construyen estos juguetes sexuales.

Todo un lujo de creativas posibilidades las que se abren adquiriendo una sexdoll, con la que poder disfrutar y experimentar opciones con las que seguramente no se atreva usted en su vida sexual con una chica o su pareja de carne y hueso. Bien podemos decir por lo tanto que las muñecas realistas para adultos constituyen en la actualidad una completa revolución, máxime si las comparamos con las muñecas hinchables o silicona de la de antes. Las muñecas eróticas, en conclusión, disponen de un cuerpo que concuerda asombrosamente con el cuerpo de una chica real, tanto por dentro como por fuera. Con ellas toca dejarse ir, imaginar, experimentar… como usted nunca pensó. ¿A qué está esperando para probarlo?

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*