Los despachos de abogados digitales, un sector en notable crecimiento

Con la nuevas tecnologías de por medio y las nuevas necesidades, los especialistas en Derecho se lanzan a la red de redes

Lo puedes ver al acudir a cualquier equipo profesional de abogados Madrid o incluso si miras en cualquier otro punto del país. Cada vez es más fácil contactar con los abogados, y todo gracias a las nuevas tecnologías. En la era de la comunicación, la evolución de sus servicios era algo que tenía que acabar cayendo por su propio peso.

Este cambio ha provocado que, ahora, sea más fácil que nunca poder contactar con expertos en abogacía. Tenemos a internet en nuestros bolsillos gracias a los teléfonos móviles, tenemos acceso inmediato a toneladas y toneladas de información, productos y servicios, ¿por qué no deberíamos poder contar también con el asesoramiento de un buen abogado a través del canal digital?

Esa es la propuesta que están haciendo los despachos digitales de abogados. Ahora, las personas pueden acudir a estos bufetes sin tener que moverse de casa, usando su ordenador o incluso su teléfono móvil mientras están esperando al autobús. Entran en la web en cuestión, contactan y comienzan a mover todo lo relacionado con el asesoramiento legal que se necesite.

Las barreras de antaño, las que antes impedían que un cliente pudiera tener una conversación con su abogado en cualquier momento y pararse para hablar detenidamente sobre un caso, ahora han quedado enterradas hasta el subsuelo. De hecho, tienen la intención de quedar completamente olvidadas.

En los últimos años, ha quedado más que demostrado que hay casos que se pueden llevar íntegramente a través de internet, sin necesidad de tener que acudir a despachos para organizar papeles ni nada por el estilo. El cliente tan solo tiene que mandar la documentación que se le requiera vía e-mail o por otros canales, y además puede reunirse de forma virtual a través de vídeollamadas o llamadas de voz.

¿Cuáles son los casos más habituales de los despachos digitales?

Con este crecimiento, a pesar de la variedad de casos y situaciones que se dan, hay varios en concreto que se han convertido en lo más habitual para estos abogados que ahora trabajan a través de entornos digitales. Son aquellos en los que se puede proceder de forma rápida y eficaz para todas las partes implicadas.

Lo más habitual con lo que trabajan estos profesionales que abren sus servicios al mundo digital son casos como los cálculos de indemnizaciones por accidentes, ya que el cliente solo tiene que aportar su testimonio y los documentos que acrediten tanto el accidente como los daños recibidos a consecuencia de este.

Además de esto, casos como la protección de datos en el entorno digital y todo lo relacionado con internet y las redes son algo en lo que han demostrado una gran especialidad, sobre todo viendo que este precisamente es el medio en el que realizan una gran parte de su actividad laboral.

Por otra parte, también actúan en algo tan simple y a la vez complejo como son los divorcios. Aquellos divorcios exprés que antes requerirían de concertar citas en despachos y otras cuestiones, ahora tan solo necesitan acudir a la web de estos expertos y contactar con ellos a través de llamadas en vídeo para proceder, aportando siempre la documentación pertinente por los canales que se consideren necesarios.

A pesar de todo esto, hay casos que siguen requiriendo que se dejen a un lado los entornos digitales para recurrir a las reuniones más tradicionales. El de los despachos digitales de abogacía es un sector que está en crecimiento, eso es innegable, pero todavía tiene que crecer mucho más para poder extenderse a todas las ramas posibles del Derecho y ofrecer soluciones para todos los ciudadanos.

No es algo que quede demasiado lejos. Las nuevas tecnologías siempre están aportando nuevas soluciones para cambiar nuestra vida diaria, como también la de muchos sectores profesionales. Es cuestión de tiempo que estos despachos se sigan actualizando para mejorar y ampliar su abanico de servicios, hasta tal punto que sean tan capaces como los despachos tradicionales.

La modernización llega a todas partes, incluidas aquellas en las que parecía imposible que se conformara esta unión de mundos. El digital y el del Derecho son dos mundos que antes parecían totalmente alejados, pero que poco a poco se han ido acercando hasta poder ir de la mano.

Los mejores ya han implantado este sistema para complementar a sus servicios más tradicionales, y poco a poco acabará siendo el núcleo de su actividad en lugar de un complemento. Vivimos en la era digital y los cambios están llegando a un ritmo apabullante, por lo que cada vez queda menos para que podamos reunirnos con un abogado para cualquier cosa a través de nuestro PC o nuestro smarpthone.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*