Pablo Hertfelder se defiende de «difamaciones» y «ataques» de quienes han llegado incluso a «inventarse una secta»

Pablo Hertfelder

Ante su reciente vinculación a Yunque, recogida además por algunos medios de comunicación con un enfoque muy negativo, Pablo Hertfelder, responsable del área de Asuntos Sociales y Política Social del Partido Unidad de Centro, así como responsable también del Instituto de Política Social Española, rompe el silencio y sentencia en las redes sociales: «Se piensan que acobardan, hay medios de comunicación y personas que sólo buscan atacar, ser famosos y la vía que ven es «difamar» e inventarse una secta, penoso pero real».

Hertfelder García sostiene que hace años él fue manipulado por una serie de personas, que le hicieron pensar mal de gente muy proactiva en el movimiento profamilia y provida de España: «Llegué incluso a creer lo que me decían, vergonzoso pero real. Me manipularon e incluso confundieron, gracias a Dios más adelante con el paso del tiempo, sé que me querían utilizar y que incluso me hicieron creer que esta secta era real, barbaridades las que me decían sobre esta Organización, que con mucha seguridad puedo decir que no es lo que dicen ser».

Frases como estas sostiene Hertfelder en su twitter, preguntado sobre si Yunque existiría o no, recalca lo siguiente: «No conozco el Yunque ese del que hablan una serie de personas fanáticas que no dicen ninguna cosa coherente, conozco Organización de Bien Común, una entidad, debidamente registrada y por lo que sé y he oído hacen muy buena labor en el activismo social».

Desarma con contundencia las difamaciones y los ataques que una serie de personas lanzan y añade que lo que hay es envidia y vanagloria por parte de los que le intentan desacreditar.

«Me dan pena, más que otra cosa, pero se dicen barbaridades sobre personas, que son intolerables, también sé que éstos que atacan a los que al menos hacemos e intentamos cambiar las realidades sociales, podrían estar orquestados por una secta que busca fama, dinero, poder…», añade.

Preguntado por su opinión personal sobre la polémica del Yunque, Hertfelder declara: «No creo que una cosa que está cambiando las realidades sociales, con el fín de que Cristo reine, sea malo. Es más, me merece todo el respeto y admiración. Que piensen lo que piensen, pero como bien dijo Jesús, por sus frutos los conoceréis, por lo que sé los frutos son muy buenos».

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*