Más de 18.000 madrileños disfrutaron del festival Clásicos de Verano de la Comunidad de Madrid

Trío de cuerda ofreciendo un concierto de música clásica

Clásicos en Verano, el ciclo de música clásica organizado por la Comunidad de Madrid, acaba de cerrar su 32ª edición afianzándose como uno de los ciclos más consolidados de música clásica en nuestro país. Y es que desde el 5 hasta el 28 de julio el festival ha reunido a más de 18.000 madrileños que han disfrutado de la mejor música clásica, un dato que supone un aumento de la afluencia de público del 15 % con respecto a la pasada edición.

Con 148 conciertos celebrados en 71 municipios de la región, se ha alcanzado una media de 127 espectadores por concierto, lo que también supone un aumento del 8 %, respecto al año pasado. En tan solo cuatro años, el festival ha visto como su afluencia ha crecido en un 50 %, desde los 12.460 espectadores de 2016 hasta los 18.761 de este 2019.

Otra prueba del marcado interés por el ciclo musical se encuentra en el número de municipios participantes. De las 39 localidades participantes de hace cuatro ediciones a las 71 actuales, Clásicos en Verano se ha convertido en una cita estival ineludible para muchos ciudadanos; lo que ha hecho posible que cada año se aumentara el número de conciertos. En 2018, por ejemplo, se celebraron 137 representaciones, mientras que este año han alcanzado la cifra de 148.

Uno de los objetivos fundamentales de la Comunidad de Madrid al poner en marcha esta iniciativa es garantizar que todos los madrileños puedan acceder a la mejor cultura, y es por ello que se ha hecho un esfuerzo especial en llevar a Clásicos en Verano a los municipios más pequeños, aquellos formados por menos de 2.500 habitantes. Así, 31 de los 71 municipios participantes en 2019 corresponden a esta categoría, lo que representa casi la mitad de las poblaciones participantes.

Clásicos en Verano reúne cada año a un completo repertorio de talentosos músicos con una doble función: por un lado, investigar en el pasado de la producción musical, que tan bien supo capturar el sentir de épocas pasadas; por el otro, presentar de manera personal y actual antiguas piezas musicales, acercándolas a todos los madrileños, teniendo como escenarios únicos iglesias, monasterios y castillos, este festival también da la oportunidad de conocer y disfrutar del rico patrimonio monumental de la Comunidad de Madrid.

Inédita y exitosa temporada de conciertos

Con el cierre de Clásicos en Verano culmina la temporada de conciertos 2018/19 de la Comunidad de Madrid que, por primera vez, ha transcurrido de manera ininterrumpida entre septiembre de 2018 y julio de 2019.  Una temporada en la que se han estrenado nuevos ciclos musicales como ‘Silencios’, en el Real Monasterio de Santa María de El Paular (Rascafría), y ‘Navidad Barroca. Música en el Palacio del Infante Don Luis’, en Boadilla del Monte. A ellos se unen otros ciclos ya tradicionales en la programación de la Comunidad de Madrid, como el Festival Internacional de Arte Sacro, los conciertos realizados en el Real Coliseo Carlos III de San Lorenzo de El Escorial y los ciclos que tienen lugar en Navidad.

El Gobierno regional ha programado en esta temporada 2018/2019 un total de 272 conciertos para acercar la música a todos los madrileños, conciertos que han contado con más de 45.500 espectadores llegando a 71 municipios de toda la región. Y es que la Comunidad de Madrid apuesta de forma decidida por la cultura y su descentralización, uno de los pilares básicos de su gestión. Así, desde el Gobierno autonómico se lleva la música, la danza, el cine, el teatro y las artes en general a todos los rincones de la Comunidad consolidando a nuestra región como la capital cultural del Sur de Europa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*