Aforismos XXXVI de Juan de Portoplano

Imagen: Stefan Keller

En aquella media tarde, el de Portoplano como casi siempre empezaba su paseo tardío. Caminar le servía para observar, para pensar, para analizar, y para olvidarse un poco de si mismo, para intentar entender y comprender el mundo. Sabiendo que comprender y entender, depende en mucho de los conceptos e ideas previas que dispongas.

– Toda la vida, intentando pensar, preguntas y modelos y variables, para resolver problemas o cuestiones de todo tipo. Que quizás puedan ser racionales, verdaderas, útiles, bondadosas. Y por otro lado, toda la vida, sufriendo la incomprensión y el silencio de tantos y tantas.

– Después de décadas de observación, estudio, análisis, pensamiento sobre la realidad, me he dado cuenta, que me supera, que no puedo entenderla, porque el mundo natural o de la naturaleza es muy complejo, el mundo social o humano también, el mundo metafísico o espiritual aún más, incluso mi mismo mundo. Y las interrelaciones entre esos mundos, aún más. Por tanto, algo sé y algo sabemos la humanidad, pero creo que es muy poco. A eso añadir, que podemos crear o inventar nuevas cosas, artilugios físicos o materiales, tecnológicos, pero también mentales o conceptuales… Decir, que me siento, como alguien que apenas sabe nada, es un sentimiento real, y no estoy imitando al gran Sócrates.

– Casi siempre los que tienen algo de más sobre los otros, se aprovechan de los otros, sea dinero, estrato social, poder político, personalidad más aceptada, cultura, inteligencia, etc. Quizás la moralidad correcta, es que si tú tienes algo más que la otra persona, sea en este campo o sea en otro, tú no te aproveches negativamente del otro, ni de tu mismo. Porque en algo tú serás superior, según la media, del otro, pero en otras cosas serás inferior, y otro se aprovechará de ti. Tú mentirás o engañarás o manipularás en algo del otro, y el otro de ti. Entonces se crearán actos y bolsas de injusticias. Cada uno con la suya.

– Me pregunto si solo fijarse en las injusticias económicas, que tienen enormes consecuencias, es una forma, de no fijarse en otras injusticias e inequidades y maldades que existen en el mundo, en la sociedad, en las familias, en los individuos, etc. Así todo el mundo, intenta resolver el problema social y económico, pero apenas los otros problemas, y al final, se resuelve todo a medias, porque las otras maldades e injusticias, son siempre fuente de males a nivel económico, social, etc.

– Muchos han matado a otras personas, con sus palabras o sus juicios temerarios, sean en un orden de cosas, o sean en otros…

– ¿Por qué a unos seres humanos les suceden unas cosas, y por qué a otros, les suceden otras…? ¿Unas buenas, otras malas, otras regulares, otras indiferentes…? ¿Unas buenas en algunos aspectos de la realidad, otras malas en otros, otras indiferentes…?

– Viene el dolor-sufrimiento y con él, la pena-angustia, y te ves rodeado dentro de él, y no sabes como interpretarlo, muchas veces, tampoco como superarlo.

– Miras la realidad, y te preguntas, por qué te suceden a ti unas cosas, y a los otros, otras, a ti, unas y a los otros, otras similares…

– Solo se puede vivir y existir, intentando bucear y nadar en el mar del mayor grado posible de verdad-bondad-belleza-racionalidad-prudencia, cada uno según su oficio y profesión y deberes de estado, con respeto a la legalidad vigente y a la moralidad-ética más verdadera-bondadosa.

– No te sientas superior a nadie, y no te sentirás inferior a nadie. Ciertamente, unos, tienen unos valores, superiores a los tuyos, otros inferiores, a los tuyos, la mayoría similares a los tuyos…

– Debo confesarlo, quise y deseé y pensé que podría ser un escritor de alto nivel o, y un pensador o filósofo de gran calidad o, y quizás un autor plástico de excelencia. Quise, pensé, que podría ser alguna de esas realidades, o todas al mismo tiempo. Pero la realidad es que todo el trabajo que he realizado, apenas se valora, y me temo, que parte ya se haya perdido y destruido, y el resto lo hará con el tiempo. Me siento que he fracasado completa y totalmente en estas facetas de la existencia. Si lo escribo, no es por victimismo, no es por masoquismo, no es por hacerme daño, ni por nada raro. Sino que pienso, porque es real y verdad, segundo, porque pienso, que cada uno lleva como un lote pesado, toneladas en sus hombros, cada uno con sus fracasos, de una clase o de otra.

– El dolor y la tristeza tan grande algunas veces, que utilizando todos las curas que has ido aprendiendo a lo largo de la vida, raramente se superan.

– Los humanos apartan a Dios de sus vidas, y exista o no exista, un Dios racional y moral es necesario para el mundo, para cada sociedad, para cada persona. Igual que las penas con pan, son menos penas, como dice el refranero popular, las penas y sufrimientos, con Dios y en Dios, son menos penas-sufrimientos-angustias… ¡Y la vida, es el precio que pagamos por la vida, y la vida todos tenemos que pagar un precio de alegría y felicidad, y de penas-angustias-sufrimientos…!

Su cabeza era como una lavadora, siempre dando vueltas a ideas y datos, siempre intentando resolver preguntas y Cuestiones, siempre, intentando con los conceptos, que la sociedad-humanidad alcanzase enunciados más ciertos y verdaderos y bondadosos y bellos y útiles y racionales, porque no solo de tecnología vive el ser humano, también de ideas…


Jesús Millán Muñozhttp://twitter.com/jmmcaminero © jmm caminero (13 junio-06 octubre 2019 cr).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*