Desencantos y tribulaciones a la media noche

Confieso en cada cita electoral, abandonar la contemplación de los debates televisivos con la sensación de encontrarme ante irrealidades políticas que nos asolan, y, qué como sociedad, nos vamos poco a poco, haciendo acreedores a las mismas

Este año no ha sido la excepción, comprobando que una de “las verdades de DIÓGENES”, (ES PREFERIBLE CONSOLARSE QUE AHORCARSE) se hacía realidad ante las actuaciones de nuestros cinco candidatos en sus exposiciones ante los potenciales electores.

Y es que, coincido de nuevo con alguno de mis editores cuando se refieren en sus Editoriales a: “decadencia” y, “a un sistema que no funciona”.

1.- Un repaso rápido de lo manifestado por los candidatos, nos encontramos con lindezas, como por ejemplo la del representante socialista de auto mullirse en promesas de futuro, las cuales ya sabemos en lo que finalizan.

Puedo entender su desconfianza sobre recientes propuestas recibidas y sobre las cuales, los proponentes no son plenamente fiables a tenor de otros comportamientos de antaño, pero también debe entender qué junto a la apreciación anterior, su trayectoria como representante socialista ha perdido credibilidad ante el País.

2.- Respecto al representante de Vox, resulta difícil creer lo que manifiesta acerca de un cierto desmantelamiento de las Autonomías, y sus costes, destinándolos a Pensiones. Cualquier lector con cierta capacidad de análisis, entenderá “que no se puede arrancar un árbol a tirones”, y su política no se diferenciaría de las actuales al uso.

Es más, ya veremos lo que tarda el nuevo Gobierno resultante en reducir dichas pensiones, ante las puertas de las tribulaciones económicas ante las que nos encontramos.

Tampoco entiendo que le tilden de extrema derecha, al fin y al cabo, su política no se diferenciaría mucho de la que conocemos. Evidentemente se trata de una etiqueta promovida por sus contrincantes.

Creo que le sobró ese punto final, que sonó a guiño destinado a nostálgicos, y, a electores ansiosos de regeneración, resultando su intervención mayormente alusiva a deseos y pretensiones, más que a otras con mayor sustancia. Ciertamente entendible, considerando aun su corto recorrido.

Probablemente, disponga de un éxito cercano pero efímero, si no opta a la obtención de resultados sobresalientes en Política, los cuales se obtienen con ética y perseverancia.

3.- El representante del PP aun reconociendo que pretende ofrecer otra imagen alejada de tiempos pretéritos, le va a costar desprenderse de la fama de sus predecesores.

Probablemente pueda mejorar en la próxima Legislatura, acreditando con su nuevo equipo, espíritu de regeneración.

4.- En cuanto a Ciudadanos, su representante perdió un poco las formas de comportamiento. No se encontraba Vd. en una tertulia radiofónica o televisiva de poca monta, donde los participantes se “tiran al cuello” entre ellos, por apropiarse del turno o palabra. Se encontraba Vd. ante su País, qué en su mayor parte, se encontraría en desacuerdo con las interrupciones a sus rivales. Repito, cuestión de formas y compostura, con pocas novedades en cuanto a propuestas.

5.- Del representante de UP magnífico en sus exposiciones. Breve, conciso y entendible.

Pero su gran hándicap es la poca fiabilidad que transpira junto a su Equipo; luchas intestinas que hacen desconfiar respecto a preguntarnos, si ese tono conciliador y pacificador del que hace gala, no será realmente su CABALLO DE TROYA…

Finalmente, con las reservas oportunas de opinar desconociendo los entresijos políticos  existentes,  echamos en falta cursos de formación permanente, en algún Monasterio o similar, dirigidos a nuestros políticos sobre ética y buena gobernanza, y hasta llegaríamos a ser alguien  en los destinos de Europa, y no, por la significación o peso de  cuota monetaria y/o población que nos corresponda.


Jesús Antonio Rodríguez Morilla
Doctor en Derecho (Cum Laude)
Diplomado en Estudios Avanzados U.E.
Caballero de Mérito por Real Orden Noruega
www.modificadosobraspublicas.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*