El origen de los juegos de azar más populares en los casinos online

El juego online es una de las actividades de ocio que mayor crecimiento ha experimentado en estos últimos años en todo el mundo. La consultora india Mordor Intelligence señala en su estudio titulado Mercado de Juegos de Apuestas en Línea: crecimiento, tendencias y pronósticos (2019-2024) que el mercado mundial del juego online superará los 87.000 millones de dólares en el año 2024, con una tasa anual de crecimiento de 8.77 por ciento. Un desarrollo motivado por factores como el aumento de uso y penetración de los smartphones en la sociedad, las aperturas en la regulación en determinados países y la mejora de la conectividad entre los consumidores.

Los casinos online es el segmento de juego que mayor ritmo de crecimiento presenta en la actualidad. Unos juegos de azar que han acompañado al ser humano desde sus orígenes. El juego siempre ha estado presente, en mayor o menos medida, en todas las civilizaciones antiguas. De hecho, puede considerarse como un elemento común en culturas tan lejanas y diferentes entre sí como los indios precolombinos, los romanos, los griegos, los egipcios, los etruscos, los indios, los chinos o los babilónicos. De esta forma, el origen de los juegos de azar tan populares en los casinos online es mucho más lejano de lo que los aficionados pueden imaginar. En este artículo haremos un repaso por la historia de modalidades clásicas como el blackjack, las máquinas tragaperras o la ruleta.

El blackjack y la veintiuna

El blackjack está considerado como uno de los juegos de cartas más populares del mundo en la actualidad. Un juego que ha conquistado a millones de personas con el ritmo frenético imperante en sus partidas, aunque también por su combinación perfecta de habilidad y azar. El origen exacto de este juego de azar es desconocido, ya que los historiadores señalan a juegos de diferentes países e incluso continentes como los precursores del blackjack. A pesar de ello, la mayoría de los historiares sitúan su origen en España, debido a la obra picaresca Rinconete y Cortadillo (Miguel de Cervantes, 1613), considerada como la primera referencia escrita de la veintiuna. Este juego de cartas, uno de los más practicados en el territorio español durante el siglo XVII, está considerado como el antecesor del blackjack, ya que cuenta con unas reglas muy similares.

Fuente: https://pixabay.com/

A pesar de su origen español, el blackjack alcanzó su máximo esplendor en Francia, donde se conocía como Vingt Et Un (veintiuno en francés). De hecho, fueron los colonos franceses quienes expandieron este juego de cartas por Estados Unidos, aunque no recibió la acogida esperada en los casinos estadounidenses. Por este motivo, los propietarios de estos establecimientos de juego decidieron cambiar las reglas básicas con el objetivo de atraer a más jugadores. La modificación más importante fue la bonificación de 10 a 1 en el caso de que los jugadores consiguieran un as de picas (naipe de color negro, black en inglés) junto con una jota (jack en inglés). A raíz de esta bonificación se originó el nombre del juego que hoy conocemos como blackjack.

Las máquinas tragaperras de Charles Fey

No cabe duda de que las máquinas tragaperras son una de las modalidades más atractivas de los casinos online. Una modalidad cuyo origen se remonta a finales del siglo XIX en San Francisco, Estados Unidos. En el año 1887, un ingeniero de origen alemán llamado Charles Fey presentó la primera máquinas tragaperras de la historia, conocida como Liberty Bell (Campana de la Libertad), en la ciudad montañosa situada al norte de California. Una versión primitiva cuyo funcionamiento era realmente sencillo, ya que constaba de tres rodillos y cinco símbolos, aunque disponía de un sistema de pago automático. Esta máquina supuso una auténtica revolución en el mundo de los juegos de azar, causando un gran impacto en los jugadores de la época. Un éxito que originó la aparición de diferentes competidores, como la Operator Bell de Herbet Mills, un fabricante de Chicago (Illinois).

Fuente: https://pixabay.com/

A principios del siglo XX, numerosos estados norteamericanos legislaron en contra de las máquinas tragaperras, debido a la presión de grupos conservadores y religiosos. Un contexto en el que nacieron los símbolos de frutas. Charles Fey, así como otras empresas dedicadas a la fabricación de slots, decidieron fabricar máquinas que ofrecían chicles y caramelos como premios para saltarse las prohibiciones impuestas por los estados de la época. En el año 1909, The Industry Novelty Company usó por primera vez los símbolos de frutas en sus máquinas tragaperras. Un año después, Mills Novelty Company incorporó el símbolo de BAR con la imagen de un paquete de chicles. Hoy en día, los aficionados a esta modalidad pueden encontrar una amplia variedad en los casinos online. Un ámbito digital en el que destacan las slots de 888, operador que tiene la oferta más completa del mercado.

La ruleta y Blaise Pascal

A diferencia de otros juegos de azar, el origen de la ruleta parece bastante claro, ya que todos los historiadores coinciden que fue creada por Blaise Pascal en el siglo XVII. Este matemático, físico, filósofo, escritor y teólogo de origen de francés inventó esta modalidad de juego durante sus investigaciones para encontrar una máquina de movimiento perpetuo. Una ruleta primitiva que constaba de 36 números, aunque no incluía el cero. Una disposición diseñada para que todos los números tuvieran las mismas posibilidades de salir, beneficiando a los jugadores. Al fin y al cabo, todas las apuestas en la ruleta se repartían posteriormente en forma de premios entre los participantes. A pesar de ello, esta disposición de los números también fue un problema en la época, ya que no resultaba rentable desde el punto de vista empresarial.

Fuente: https://pixabay.com/

En el año 1842, François Blanc y su hermano Louis, empresarios franceses dedicados al mundo de los casinos, modificaron la ruleta diseñada por Blaise Pascal y añadieron la casilla del cero para instalarla en el Casino de Montecarlo. De esta forma, en el Principado de Mónaco se estrenó la primera ruleta en un establecimiento de juego europeo. El éxito obtenido por esta modalidad en Europa provocó su expansión por Estados Unidos, donde los casinos estadounidenses añadieron la casilla del doble cero, ya que pensaban que la ventaja para la casa era demasiado pequeña. Por este motivo, los jugadores pueden disfrutar en la actualidad de dos variantes de la ruleta: la ruleta europea (37 casillas numeradas del cero al 36) y la ruleta americana (38 casillas, con un cero y un doble cero).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*