Unidas por Las Rozas pide la urgente intervención del gobierno en relación con el Convenio de las trabajadoras de Ayuda a Domicilio

Patricia García Cruz

La portavoz del grupo municipal de Unidas por Las Rozas, Patricia García Cruz, se ha reunido con la representante sindical de CC.OO. del colectivo de trabajadoras de Ayuda a Domicilio en el municipio, y ha escuchado los problemas que están padeciendo con la nueva empresa a la que han sido subrogadas, en este caso INGESAN OHL.

La Ayuda a Domicilio es un ámbito laboral muy feminizado y es blanco de las consecuencias de la feminización de determinados trabajos: precariedad, abusos de jornadas, incumplimientos de Convenio, trabajo a media jornada,…

Incumplimiento del Convenio: presuntos abusos laborales

La representante de este colectivo de aproximadamente 30 trabajadoras ha explicado a Patricia García el sinfín de problemas a los que se enfrentan desde agosto pasado, fecha en la que fueron subrogadas a la nueva empresa. La empresa INGESAN OHL está incumpliendo presuntamente de forma flagrante el Convenio: «se niega a pagar los desplazamientos. Está presionando para que trabajan en fines de semana y festivos cuando no les corresponde según lo establecido. Están siendo víctimas de jornadas laborales abusivas, y reciben constantes presiones para hacer más horas fuera de su horario, vulnerando así la jornada de 25 horas contemplada en el Convenio», según recoge Unidas por Las Rozas en un comunicado.

Además, tienen derecho a 4 días de asuntos propios, «a lo que también se niega la empresa, que tampoco quiere sustituir las bajas o suplencias que se producen y pretende sobrecargar por el mismo dinero a las demás. Se ven constantemente interrumpidas por llamadas de amenazas y manipulaciones para que lleven a cabo más horas de trabajo de forma gratuita», expresan desde Unidas.

La portavoz del grupo de Unidas por Las Rozas se ha comprometido con ellas a exigir una actuación inmediata por parte del Gobierno de De la Uz y a demandarle que se dirija a la empresa concesionaria «para que cumpla con el Convenio».

De  todas formas, Patricia García Cruz responsabiliza al Gobierno del PP por su política privatizadora que a su entender está en la raíz de los numerosos problemas que traslada a trabajadores que sufren constantes subrogaciones a empresas. “En cada subrogación pierden derechos laborales, aumentan los abusos. Es la consecuencia del modelo de gestión de servicios privatizados del PP. Las consecuencias siempre las pagan las plantillas que ven mermados sus derechos y condiciones laborales con cada nueva empresa, y finalmente también se resiente el servicio”, matizó.

Para la portavoz de Unidas, “un servicio esencial como es la Ayuda a Domicilio no debería estar en manos de empresas privadas por múltiples razones. Unidas por Las Rozas estamos totalmente en contra de su privatización y continuamos  reclamando que sea un servicio de gestión pública porque es una atención fundamental».

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*