La Plataforma en defensa de la sanidad pública de Majadahonda pide «menos donaciones y más presupuesto público»

Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda

A través de un comunicado difundido ayer la Asociación de Vecinos de Majadahonda se hizo eco de que el 3 de febrero el alcalde de Majadahonda, José Luis Álvarez Ustarroz, celebró en su cuenta de twitter la donación que ha hecho la Fundación Amancio Ortega al Hospital Puerta de Hierro de un “nuevo acelerador lineal (para el tratamiento del cáncer)y un equipo de braquiterapia”.

Ello gracias al acuerdo firmado en 2017 con las 15 Comunidades Autónomas mediante el cual la Fundación paga los equipos una vez éstos hayan sido licitados por la Consejería de Sanidad. El hospital Puerta de Hierro, según anunció también ayer la presidenta de la Comunidad de Madrid, será parte de la recién creada Red Oncológica Madrileña. Y por ello, en su mensaje de twitter, el alcalde añadía: “Las constantes mejoras de la @Comunidad de Madrid están convirtiendo a la sanidad madrileña en el peor enemigo del cáncer”.

«Lo que no contaba nuestro alcalde es que año tras año, el gasto de la Consejería de Sanidad en las actividades realizadas por empresas privadas pero financiadas con presupuesto público (nuestros impuestos) va en aumento, suponiendo en 2018 un 45,2% del presupuesto. Ni que año tras año, la sanidad pública madrileña pierde personal sanitarios; se cierran camas en todos los hospitales madrileños, estando muchos de ellos muy deteriorados (goteras, inundaciones, se hunden los techos, etc.). Ni que las listas de espera del Hospital Puerta de Hierro son de 28.404 pacientes, ni que sigue sin haber una UCI-Pediátrica aunque se practique cirugía infantil. Tal vez no sepa tampoco nuestro alcalde que los profesionales que atienden los enfermos de Salud Mental no son suficientes para ofrecer la continuidad asistencial que estos enfermos necesitan», explica el colectivo en su comunicado.

«Es decir -añade-, que se celebran las donaciones privadas pero se escatiman recursos públicos y se acelera la privatización de lo público. Y mientras la Fundación Amancio Ortega hace donaciones a la Comunidad de Madrid (46,5 millones de euros), entre 2000 y 2018, la deuda pública de esta Comunidad se ha multiplicado por ocho, suponiendo en 2018 el 14,5% del PIB de la Comunidad de Madrid. En el 2019, el pago de dicha deuda supuso el 41% del presupuesto de la Consejería de Sanidad y constituye un argumento básico para las políticas de recortes».

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública en Majadahonda, integrada en la Asociación de Vecinos del Municipio de Majadahonda, ha manifestado que la sanidad pública madrileña necesita más prespuesto público y menos donaciones privadas que, «dicho sea de paso, suponen una desgravación fiscal importante. Así lo señalaba en 2019 Carlos Cruzado, presidente de Gestha (Técnicos del Ministerio de Hacienda) afirmando que en realidad una buena parte de estas “donaciones” la financia el Estado vía beneficio fiscal al donante».

«La sanidad pública no puede depender de donaciones más o menos altruistas para su buen funcionamiento», se concluye en el comunicado.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*