Situación del municipio de Galapagar en la actualidad

OPINIÓN

Ayuntamiento de Galapagar

Las elecciones municipales de 2019 trajeron un nuevo equipo de gobierno a nuestro municipio de Galapagar, después de muchos años en el que el PP hubiera manejado a su antojo la política municipal con dudosas prácticas en la contratación y edificios descuidados y en pésimas condiciones.

Así, la situación del municipio de Galapagar en la actualidad es que viene arrastrando una serie de deficiencias en todos los sentidos que están siendo difíciles de atajar por la corporación actual: unas goteras en el Centro Cultural de la Pocilla que no han sido arregladas de una forma efectiva casi desde su construcción, una deshumidificadora en la piscina municipal cubierta rota desde hace casi ya dos años y sin reparar que al final puede llevar al cierre de la misma, un polideportivo municipal descuidado con grietas y baños en pésimas condiciones al igual que los del campo de fútbol del Chopo, un ayuntamiento con problemas con la calefacción soportando el personal municipal bajas temperaturas…

Son tantas cosas por arreglar y por intentar solventar, y que necesitan una urgente reparación que al final no permiten el normal funcionamiento de una administración local.

Galapagar sigue estando muy sucio, las cacas de los perros aparecen por todos los lados, muebles y enseres depositados cerca de los contenedores y a partir de este domingo empieza una huelga de los trabajadores de la limpieza de Galapagar que según he hablado con el representante de los trabajadores que contactaron con este equipo de gobierno y han visto la falta de operatividad del mismo  porque hay que reunirse con la empresa no vale solo una llamada,  calles muy mal iluminadas como la Palomera y San Gregorio. El Barrio de San Gregorio sigue estando sin tener delimitadas las competencias y siguen teniendo muchos problemas: luz, alcantarillado, etc y solo con denuncia en redes se ha podido acelerar parte del trabajo a realizar pero sin presupuesto en 2020 para las reparaciones necesarias,

Somos el municipio de España de más de 30.000 habitantes en el que más ha crecido la criminalidad en tasa interanual 2018-2019 en el tercer trimestre, muy condicionado por la política anterior del PP, pero sigue habiendo noches en las cuales ha estado operativo un único patrulla para la gran extensión territorial que supone nuestro municipio.

Se cerró la Escuela de Idiomas y no se buscó una solución. El contrato de ayuda a domicilio siguen sin sacarlo y eso perjudica a las personas usuarias y trabajadoras.

Algunos pequeños gestos se han tenido por parte del nuevo gobierno como fue a petición de nuestro grupo el izado de la bandera arcoiris o la recuperación de las 35 horas para el personal municipal, el C1 para la policía, el Consejo Municipal de Juventud que propusimos desde Galapagar en Común Izquierda Unida … pero la gente sigue esperando mucho más, quizá la impaciencia del cambio y pensar que todo debe cambiar ¿para luego no cambiar nada?.

Algo sí se ha ha modificado en esta política municipal, tiene un nuevo talante y la verdad que de una forma u otra me he sentido más partícipe de las decisiones políticas, escuchando y aceptando parte de nuestras sugerencias en las diferentes propuestas realizadas por el equipo de gobierno, los despachos de los concejales y concejalas están abiertos a escucharnos y a plantear dudas, quejas y propuestas. En mi caso mi relación es mucho más fácil ya que con muchos/as de ellos/as he compartido bancada en la oposición durante la anterior legislatura y hemos sufrido las tropelías del PP de Galapagar para no permitirnos actuar dentro de las pocas posibilidades de intervención desde la oposición. Esto no está siendo así en esta legislatura. Hemos conseguido que se cuente con la participación ciudadana desde el inicio del PGOU que ante la falta de ello nos levantamos de la mesa Galapagar en Común IU en la anterior legislatura del PP.

El presupuesto municipal acaba de ser aprobado en Galapagar, cuando se nos tenía que haber remitido el 15 de octubre,  pero no se aprobaron nuestras enmiendas acordadas con el equipo de Gobierno,  ya que uno de los concejales de gobierno votó en contra de dicho acuerdo. Los presupuestos son necesarios para realizar una política distinta, y debemos salir del segundo puesto de los municipios de España que menos destina a Servicios Sociales que nos dejó el 2018, es necesaria una piscina municipal de verano que el resto de los municipios más pequeños que Galapagar tienen y el nuestro no, es necesario crear un espíritu de lo colectivo y de lo comunitario dinamitado por anteriores gobiernos.

Dichos acuerdos que presentamos en Pleno en forma de enmiendas ponían a la gente en el centro de las políticas dotando económicamente para la realización de un plan de actuación especial en el barrio de San Gregorio tanto a nivel infraestructuras como de atención social, aumentando todas las partidas de Servicios Sociales, o intentando acabar con una desigualdad de sueldo por parte de las trabajadoras de los servicios sociales, dotar a las AMPAs, AFa, APAs del municipio de presupuesto para el desarrollo de sus actividades tal y como habíamos solicitado en las enmiendas de nuestro Grupo Galapagar en Común Izquierda Unida en 2018… Quedó en agua de borrajas.

Todo esto se ha quedado en agua de borrajas y tendremos un nuevo edificio de Servicios Sociales a medias, ya que solo se ha proyectado para este año 450.000€ y no para los sucesivos. Cuando el anterior equipo de Gobierno del PP trasladó el Centro de Servicios Sociales de la plaza del caño a los prefabricados fui de las primeras que denuncié que no era un lugar adecuado para el mismo. Pero sí que queremos un poco de dignidad y queremos que se hagan bien las cosas desde el principio y no con cabezonería, sino con respeto a la intervención social y con cabeza. ¿De qué sirve un edificio si no tenemos el proyecto claro?

Los presupuestos que se han aprobado son mejores que los anteriores y de hecho contemplan algunas de las iniciativas que Galapagar en Común Izquierda unida ha llevado al Pleno en los anteriores presupuestos del PP. Por ejemplo la valoración de puestos de trabajo, una dotación económica para los coles, presupuestos participativos además recogen más o menos la cantidad que habíamos presupuestado en nuestras enmiendas.

Seguiremos exigiendo que se cumpla nuestro acuerdo con el PSOE para llevar a cabo políticas que mejoren la vida de las personas que componemos Galapagar: aumento dotación económica y de personal en servicios sociales, un acuerdo convenio para su plantilla, actividades de ocio para jóvenes en las noches del fin de semana, consejo de juventud, becas en función de renta, espacio propio para el CEPA La Oreja Verde, presupuestos participativos, piscina de verano, consejos locales de participación ciudadana como el de servicios sociales, de educación, el plan municipal de igualdad, plan especial para el Barrio San Gregorio, etc.

En apenas 7 meses de legislatura un concejal del PSOE ha dimitido y la fortaleza de la creencia en el cambio no es suficiente para contentar a las personas. Necesitamos hechos no palabras porque la política es un servicio público a la ciudadanía y no charlatanería barata, deben ponerse las pilas porque la alegría con la que se votó no durará mucho sin hechos.

Desde Galapagar en Común Izquierda Unida vamos a seguir luchando desde el corazón poniendo a las personas en el centro de las políticas y devolviendo el poder al pueblo que para eso nos han votado.


Celia Martell Concejala de Galapagar en Común Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Galapagar

«Este era el discurso que preparé para el Pleno sobre el debate del Estado del Municipio del Pleno que hubiera sonado en el mismo si la portavoz del grupo al que pertenezco no me hubiera impedido hablar en el mismo»

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*