A río revuelto, ganancia de pescadores

Congreso de los Diputados
1
Carlos Machado

Que sabio es nuestro refranero. Del mismo modo que aparece más pesca cuando las aguas de un río se revuelven, en las situaciones confusas, con cambios o desavenencias, hay quienes sacan beneficio aprovechando tales circunstancias. Así, podríamos trazar un paralelismo con los momentos de confusión, cambios o desavenencias, ante la situación que vive nuestro país, de los cuales, hay personas que tienden a aprovecharse. Pero bueno, si ese aprovechamiento vale la pena, pues arrieros somos y en el camino nos encontraremos.

Según la teoría de Paul Ekman, en la que encontró que las expresiones faciales de las emociones no son determinadas culturalmente, sino que son universales y tienen, por consiguiente, un origen biológico, descubrió como «micro-expresiones» pueden utilizarse para detectar las mentiras o emociones con cierto grado de confiabilidad. ¿El porqué de todo esto?, simple y llanamente, porque viendo lo que está ocurriendo cada vez que estos “señores” políticos se reúnen en el Congreso de los Diputados, Ekman, tendría material suficiente para hacer un compendio de “micro-expresiones”.

Por un lado, tenemos la cara de Sánchez. Él se sabe perdedor de esta situación, tanto por la ineficacia de sus mensajes a los ciudadanos, como por la “falta de verdad” en sus comunicados, así como por la falta de previsión ante esta pandemia. La situación de nuestro presidente es un tanto crítica. En ningún momento confiaron, creo personalmente, ni él ni Pablo Iglesias, en que este matrimonio fuese hasta que la muerte los separase. Pero la situación actual terminó por encender la mecha el mismo día que se conoció la llegada del coronavirus al mundo. Para Podemos la prioridad de mantenerse en el gobierno está por encima de todo y Pablo Iglesias no es tonto, nadie con 3 millones de votos tuvo nunca tanto poder en España. Iglesias hará todo lo posible por evitar la alianza de Sánchez con Ciudadanos, la prueba es que no ha tardado en moverse para colocar obstáculos a la relación con el partido naranja, y para ello, piensa defender la imposición de una mayor presión fiscal. En el pacto entre PSOE y Podemos se contemplaba como medida «a estudiar» la implantación de una tasa a las rentas más altas, ahora, Iglesias mete prisa para su puesta en marcha. Todo ello tras la aproximación de Pedro Sánchez a Ciudadanos para salvar la cuarta prórroga del estado de alarma y tras mostrar el partido de Inés Arrimadas su disposición para negociar unos Presupuestos Generales del Estado para afrontar los efectos de la pandemia. Esa posible alianza entre PSOE y Cs provocó la reacción inmediata de Iglesias, haciendo que se precipitase la convocatoria del consejo ciudadano estatal de Podemos de forma telemática, para proponer la llamada “tasa Covid-19” aseverando que: “Son necesarios instrumentos como una tasa de reconstrucción que permita que los que más tienen puedan arrimar el hombro, puedan ser solidarios, para que la tarea de la reconstrucción se lleve a cabo y para ejercer la solidaridad con la patria como se hace en los países serios, aportando recursos a las arcas públicas”.

Pero cuidado Sr. Iglesias, que en sus “tropas” hay “generales” que empiezan, o continúan, sin comulgar con sus ideas. Teresa Rodríguez, una de las más críticas con el  acuerdo de coalición con los socialistas y surgida de la alianza entre Podemos e IU en la Comunidad Autónoma de Andalucía, junto a otras formaciones minoritarias, da un paso más al frente en su aspiración de liderar un espacio político de izquierdas que no sea “subalterno” del PSOE. “Recuerde lo ocurrido en el mes de febrero pasado, ese “divorcio civilizado” entre ustedes dos, en la que la dirigente andaluza lo justificó diciendo que: “dentro de Podemos no somos capaces de cumplir los compromisos que adquirimos”.

Pero también está claro que a Pedro Sánchez la pandemia le protege de todos sus errores. Si no quiere pactar con el PP y con Ciudadanos es porque sabe que perdería la llave de la mansión de la Moncloa. Pero las aguas del río no solo están revueltas por ellos, también los independentistas sacan provecho. El PNV por la aprobación de los nuevos presupuestos, ERC solo por retomar la mesa de diálogo hacia la independencia. Para ellos la muerte de 30.000 o 40.000 personas es un hecho inevitable que hay que superar para seguir remando en su propio beneficio. Pero, ¿qué va a ocurrir cuando pase la situación de la enfermedad y seamos realistas de la crisis económica que ya tenemos?

La verdad es que la ganancia siempre será para los políticos y la desgracia para los pobres peces que, en este caso, somos los ciudadanos de a pie. Yo no soy un ciudadano de a pie, porque tengo coche, pero en muchos casos se me trata como a cualquier otro. Otras veces, las pocas, se me trata mucho mejor, y en muchas ocasiones ni siquiera se me trata, y esta última, es como se nos está tratando últimamente al resto de los españoles.


Carlos Machado
Periodista

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*