La soga en casa del ahorcado

Bochornoso el comportamiento de nuestros políticos en el Congreso de los Diputados en su último pleno para debatir otra prorroga más del estado de alarma.

1
Carlos Machado

Personalmente, lo único que vi y escuché fue la “guerra” de siempre, a ver quién es el gallo más gallo del gallinero. Aunque todos querían llegar a la misma conclusión, y de hecho así lo aseveraban, el enfrentamiento didáctico con las frases de siempre, nos sigue demostrando lo mismo: “yo soy el más guapo, el más fuerte y el que mejor lo hace”. Pablo Casado se queja de que Sánchez no le llama. Los nacionalistas ERC y PNV advierten que, sin contar con las autonomías y manteniendo la recentralización, no habrá más apoyos. Ciudadanos se queja de la “improvisación” del Gobierno. Alusiones a los muertos de la guerra civil española, a las autonomías, a la responsabilidad… El Ejecutivo no se acobarda y replica que no hay alternativa posible y que si no se apoya el decreto supondría “volver atrás”. Pero el unir fuerzas, conocimientos y voluntad para solucionar las cosas, yo personalmente sigo sin verlas, ni por la derecha, ni por la izquierda, ni por el centro.

Lo más triste es que todos saben la necesidad de continuación del estado de alarma, todos son conscientes de que la situación lo requiere. Pero lo que está claro es que son incapaces de poner unas normas y una desescalada acorde a la realidad y estudiadas en consenso general. El por qué, ya lo sabemos muchos españoles; sobre todo aquellos que no nos rasgamos las vestiduras porque el “representante” de nuestra ideología política nos diga que tenemos que sacar la basura en bolsas de plástico azul, rosa o verde, que personalmente, a mí me da lo mismo el color.

Cuando escucho cosas que considero interesantes, vengan de donde vengan, me gusta comentarlas con mis amigos, con aquellos que lógicamente considero constructivos, Dios me cuide de nombrar “la soga en casa del ahorcado”. Y a las pruebas me remito, porque el portavoz de Más País, Iñigo Errejón, fue de los pocos que realmente sopesó la situación y, en una intervención clara y sencilla con pocas palabras, dijo: “… el Gobierno tiene que aprender a cuidar sus apoyos…” incluso dejó clara la falta de interés del Gobierno, por el resto de los partidos políticos, “… la suficiencia es muy mala consejera…” “… si a usted le preocupan solo los números, la prorroga saldrá adelante, y un cínico o un realista que a veces es lo mismo, diría que, si sale adelante lo demás son solo palabras. Pero hoy salen de esta cámara con menos apoyos y con menos plumas y créanme que los van a necesitar para lo que viene…” “… Tienen que aprender a cuidar sus apoyos. Tiene que aprender a dialogar, escuchar. No se pueden enviar los decretos con dos horas de anticipación para que los grupos los enmienden, hay que desarrollar alternativas y hay que cuidar a la mayoría que le dio el Gobierno…” “… yo no soy partidario de hablar de grandes pactos y si más de practicar los pequeños acuerdos
del día a día y de semana en semana, para eso ustedes tienen que aprender a cuidar al parlamento y a sus apoyos…”

El Gobierno de Pedro Sánchez quería esperar a tener los primeros resultados del estudio de seroprevalencia, que se inició el lunes 27 de abril, pero los retrasos en su realización y el hecho de que es un trámite largo (más de dos meses), le ha llevado por la presión social y los agentes económicos a ir retomando la normalidad, provocando que se adelantara el diseño del desconfinamiento.

Según la OMS, España ha comenzado su desescalada sin unas normas necesarias para su seguridad. La apertura de algunos comercios sin contar con el estudio de seroprevalencia para conocer la expansión real del coronavirus es una medida arriesgada que, como consecuencia, podría acarrearnos un rebrote incluso superior al vivido.

El Director del Programa Mundial de Malaria de la OMS, Pedro Alonso, médico, epidemiólogo e investigador español, experto en las enfermedades que afectan a las poblaciones más pobres del planeta, insiste en que la ciudadanía, para llevar a buen fin esa desescalada, tendría que tomarse muy en serio la distancia social y las medidas de prevención. También asegura que hay que hacer un análisis en profundidad antes de sacar conclusiones, pero ve otras evidencias: “Está claro que los países que reaccionaron de forma rápida y contundente han frenado clarísimamente la expansión del virus y tienen mucha menos mortalidad que España, Italia, Francia y el Reino Unido. Pero es demasiado pronto para saber las razones, se podrá saber en el futuro con un análisis exhaustivo”. Pedro Alonso prefiere ser prudente con respecto a los motivos que han llevado a España a esta situación, pero sí que señala varios errores y lo que para él es una obviedad: “Evidentemente no podemos tener las tasas más altas de mortalidad por casualidad”. Entre las opciones, apunta a “si es por reaccionar tarde, que seguramente ha influido; si es porque empezó a transmitirse sin que fuera detectado durante semanas; si es porque afectó a comunidades como la gente mayor”. No entra a valorar cuánto ha influido cada uno de estos factores, pero sí apunta que todos lo han hecho.


Carlos Machado
Periodista

3 Comments

  1. Cierto Carlos, no hay calidad política en nuestros gobernantes, sólo piensan en tener un sofá q les asegure el futuro, no les importa el pueblo, unos quieren no perder su puesto y otros derrocar a un gobierno por pensar q sólo ellos pueden gobernar. Así el ciudadano está perdido.

  2. Una pena que unas pocas personas no puedan unir sus fuerzas para luchar por un país como España.
    Una vez más, gracias por el artículo, por no posicionarte en bandos. No hay buenos, ni hay malos. Aquí todos somos uno.

  3. Cansancio. Cansancio de un gobierno tramposo, mentiroso que donde hoy dice blanco, luego no lo dijo o dice que es negro, pasando de todo… La pandemia hubiese llegado igual con un gobierno que con otro. Críticas recibirían ambos, solo que con una salvedad. El pensamiento único. O estás con ellos o estás en contra. Y se están encontrando ya a muchos en contra, porque el gobierno de coalición es diverso, está fraguado tras cortinas, no con luces y taquígrafos. Están terminando de arruinar todas las huchas del estado, menos sus dietas y desplazamientos. Cansancio, agotamiento del «haz lo que yo diga, pero no lo que yo haga».. porque errores y con mucha presión los tienen todos, pero tantos errores del mismo tipo a lo largo de 2 m ses, ya??? Europa, encabezada por Merkel, nos va a tener que rescatar, pero su gestión y sus comités siempre dirán que fueron impolutos… La responsabilidad última vez es de los votantes. La política impregna nuestro día a día. Cuando no quieren hablar de ello, es por desidia y que no toquen mi zona de confort. No pensamos nada más allá d l que voy a hacer esta tarde, donde voy el fin de semana, cuando podré visitar a … Una pena

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*