Todo lo que debes saber para evitar el estreñimiento en tus viajes

Por desgracia, el estreñimiento es un mal que puede rondarnos a cualquiera cuando vamos de viaje: largas horas de transporte, cambios horarios, de clima y de comida, nerviosismo por conocer un nuevo lugar… pero a lo que nunca vamos a renunciar es a disfrutar de una gran aventura  por el estreñimiento, ¿no?

Para todos aquellos que estéis pensando en vuestros próximos viajes y no los queráis ver enturbiados por la incomodidad que provoca el estreñimiento, en el día de hoy hemos preparado un post de lo más completo que, esperamos, os ayude a comprender qué puede causar este tipo de afecciones mientras viajamos y, sobre todo, cómo evitarlas en la medida de lo posible.

Además, también os animamos a que echéis un vistazo al artículo que han elaborado los profesionales sanitarios del blog de Tuequilibrioybienestar.es, donde podéis encontrar algunos consejos concretos muy útiles para evitar el estreñimiento en viajes  y que os podrán salvar literalmente en más de una ocasión. Sin más, ¡vamos a por toda la información que hoy hemos recopilado para vosotros, viajeros!

¿Por qué sufrimos estreñimiento al viajar?

Probablemente esta sea la pregunta que más nos repetimos cuando sufrimos molestias como estas en nuestro viaje: ¿por qué se produce el estreñimiento? La razón principal que conocemos actualmente es el gran cambio que se produce en nuestros cuerpos cuando rompemos con la rutina. 

Tanto en viajes cortos como en viajes largos el hecho de estar fuera de casa, olvidar muchas veces la hidratación constante que nuestros cuerpos necesitan o el cambio de alimentación pueden provocar que nuestro sistema digestivo sufra un atasco. Además, en los viajes muy largos, el cambio drástico de horario puede provocar también que nuestro cuerpo entre en estado de alarma y acabemos sufriendo de estreñimiento.

Como decimos, el estreñimiento no lo provocan los viajes en sí, si no cómo adaptemos nuestro cuerpo a la nueva situación vacacional, olvidándonos de algunos hábitos diarios imprescindibles como una buena alimentación o la necesidad de practicar algo de deporte.

¿Cómo evitar el estreñimiento en los viajes?

Lo cierto es que, antes de remediar males mayores, podemos intentar evitar sufrir estreñimiento en nuestros viajes. Para ello, solo debemos ser conscientes, aumentar algunas pautas y medidas higiénicas, incorporar hábitos saludables a nuestra rutina de viajes y consumir algunos alimentos y productos que puedan ayudar a nuestro sistema digestivo.

Pautas y medidas higiénicas que son más que recomendables

La primera pauta en la que queremos hacer hincapié en este artículo es en la conciencia y el sentimiento de responsabilidad de cada uno de nosotros. Cuando viajamos y visitamos otros lugares que no son nuestra residencia habitual lo primero que debemos tener en cuenta es que tendremos que ser muy prudentes y tomar algunas precauciones extraordinarias. En muchas ocasiones, nuestra actitud y nerviosismo por estar en un lugar que no conocemos puede provocar este atasco en nuestro sistema digestivo. Para evitar esto, lo mejor es intentar estar tranquilo y no prolongar en ningún caso la espera para ir al baño.

Si lo que nos preocupan son las condiciones higiénicas de los lugares donde vayamos y esto nos impide ir al baño con normalidad, una buena medida es llevar con nosotros una solución hidroalcohólica que nos permita desinfectar de manera efectiva los lavabos que vamos a utilizar.

Otra pauta que podemos seguir es intentar imitar los horarios y las rutinas para ir al baño que solemos tener en nuestro día a día, facilitando que nuestro cuerpo se vuelva a acostumbrar a ello a pesar de que nos encontremos de viaje.

En este sentido, el mejor consejo que os podemos dar es que evitéis los nervios y la sobreexcitación y que intentéis cumplir con unas medidas de higiene que os permitan estar tranquilos cuando queráis ir al baño.

Algunos hábitos saludables que debes incluir en tu rutina de viaje

En primer lugar, nunca dejaremos de insistir en la grandísima importancia de mantenerse bien hidratado durante los viajes para evitar el estreñimiento. Para esto, lo mejor es llevar siempre encima una cantimplora o una botella portátil que podamos ir rellenando de agua a lo largo del camino. En un viaje, entendemos que no vamos a pasar la mayor parte del tiempo metidos dentro de un alojamiento, pero que esto no nos impida beber agua de manera regular a lo largo de todo el día.

El segundo hábito que nos parece también imprescindible es practicar alguna rutina deportiva. Salir a correr, hacer algunos ejercicios de cardio y tonificación en el hotel o vivienda donde nos alojemos, nadar en el mar o en una piscina o, simplemente, jugar un partido de fútbol con los amigos. Lo importante es no olvidar la rutina deportiva que nuestro cuerpo necesita para activarse y funcionar con normalidad.

En este punto, también os animamos a que echéis un vistazo al resto de contenidos que elaboran diariamente en el Blog Tu Equilibrio y Bienestar, ya que es una web donde podréis encontrar todo tipo de consejos, hábitos y cuidados para la salud en vuestros viajes, escritos por profesionales sanitarios como médicos o farmacéuticos, que lo convierten en un blog de referencia y gran notoriedad dentro del sector.

Alimentos y productos que te ayudarán a evitar y paliar el estreñimiento

Finalmente, este último apartado queremos dedicarlo a la importancia de consumir ciertos alimentos y productos que pueden ser decisivos a la hora de evitar la obstrucción intestinal y también paliarla en caso de que ya se haya instaurado en nuestro organismo.

Para empezar, deberíamos seguir una dieta rica en fibra, que dé prioridad a las frutas y las verduras como el aguacate, las ciruelas, los kiwis, las espinacas, las judías tiernas o la patata hervida. Además, también es recomendable incluir cereales en las comidas como pueden ser los copos de avena, de salvado o de espelta, o las semillas de trigo.

Finalmente, ya centrados en mitigar los efectos del estreñimiento, también se puede acudir al uso de probióticos intestinales, que ayudan a recuperar y mantener el equilibrio de nuestra microbiota intestinal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*