Unidas por Las Rozas denuncia la decisión del Gobierno del PP de no prorrogar el contrato que afecta a 55 monitores de los polideportivos municipales

Patricia García Cruz

En la sesión de la Comisión de Servicios al Ciudadano, celebrada por videoconferencia, la portavoz del grupo municipal de Unidas por Las Rozas demandó al gobierno local que asegurase la continuidad de los 55 monitores de Polideportivos municipales. Sin embargo, el ejecutivo local le ha transmitido la decisión de no prorrogar el contrato de servicios, una decisión que perjudicará al empleo de los trabajadores y trabajadoras afectados.

El ayuntamiento no debe ajustar presupuestos a cuenta del empleo

“Entendemos que la situación derivada de la crisis causada por la pandemia obligue a la administración municipal a hacer ajustes presupuestarios, pero no deben hacerse a cuenta del empleo. Desde Unidas por Las Rozas defendemos que se preserven los puestos de trabajo porque no se entendería que el ayuntamiento contribuyese a profundizar en la crisis económica y social  engrosando las cifras de paro”, afirma Patricia García Cruz.

La portavoz del grupo municipal de Unidas por Las Rozas trasladó al Concejal de Deportes en la Comisión de Servicios al Ciudadano, la “máxima preocupación existente entre dicha plantilla de  trabajadores y trabajadoras por la intención del gobierno de Las Rozas de poner fin al contrato con la empresa adjudicataria del servicio, Sima Deporte y Ocio, a final de este mes de mayo. Lo cual pondría en grave peligro a 55 persones que llevan años trabajando en las dependencias de los polideportivos municipales, sometidos a constantes subrogaciones y rebaja de sus derechos laborales”.

Recuerda Patricia García Cruz que “del centenar de profesores que imparten clases de diferentes áreas deportivas en Las Rozas, 55 de ellos son personal externo que depende de la empresa adjudicataria del servicio. Estos trabajadores, algunos con más de 18 años de antigüedad en dicho servicio. Unidas por Las Rozas siempre ha denunciado “la perversidad de las privatizaciones de servicios municipales que sumen a trabajadores en constantes incertidumbres, precarización, y falta de estabilidad laboral”.

«El gobierno del PP debe dar marcha atrás en su intención»

Explica la concejala de Unidas que el servicio estaba pendiente de un nuevo concurso de adjudicación. El último contrato de prestación de servicio con la empresa SIMA se firmó hace un año, tras entrar la adjudicataria anterior en concurso de acreedores y dejar de pagar las nóminas a la plantilla. El actual contrato vence el 31 de mayo y no se ha iniciado un concurso nuevo. El Estado de Alarma prevé prorrogas de hasta nueve meses de contratos de servicios en esta situación”.

Advierte Patricia García que “esta decisión del PP de no prorrogar el contrato conllevará que los 55 monitores sean despedidos. Además, se pondría en riesgo la prestación de muchos de los servicios del área de deportes cuando se retome la actividad”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*