Casinos online y juegos en línea en tiempos de coronavirus

Desde que la pandemia del Covid-19, como se conoce al virus SARS Coronavirus 2, se haya extendido por todo el mundo a partir de que la enfermedad fuera identificada como tal en diciembre de 2019 en Wuhan, provincia de China, las medidas de contención del virus puestas en práctica en los distintos países han ralentizado en buena medida la economía e implicado a la vez la suspensión de múltiples actividades de entretenimiento y ocio, además de la paralización de eventos deportivos y las millonarias apuestas que habitualmente se mueven en torno a los mismos.

Como consecuencia de ello la industria del sector ha puesto el foco en los casinos online, en los que es posible participar en todo tipo de juegos y máquinas en línea, y que han alcanzado aún mayor auge al constituir vías de escape y de entretenimiento para los usuarios, que además de haber encontrado una alternativa a las apuestas deportivas, buscan a la par la posibilidad de obtener algún ingreso extra en este tiempo en el que de manera tan prolongada han tenido que permanecer en sus casas. Un auge que ha dado lugar a que los gobiernos de muchos países hayan adoptado medidas restrictivas en lo que respecta a las promociones de los casinos en línea para proteger los activos de los jugadores.

Ello no ha evitado que las webs que ofertan juegos online de manera general en todo el mundo hayan visto incrementado notablemente el número de visitas a sus páginas, en paralelo al aumento de la demanda de poder disfrutar de las apuestas online con seguridad y garantías. Como respuesta, los propios casinos en línea han diversificado y mejorado la jugabilidad y sus diseños gráficos, así como multiplicado las opciones de jugar a través de una diversidad de modalidades, torneos e incluso partidas personalizadas o individualizadas, a las que acceden ciudadanos desde diferentes puntos de prácticamente todo el planeta.

Así, por ejemplo, en países como Colombia los casinos online cuentan con el respaldo de un ente regulador de los juegos de azar en la nación, como es Coljuegos. Por ello páginas como https://juegosdecasinoonlinecolombia.com.co/ facilitan el acceso a casinos que cuentan con avales que ponen de manifiesto que disponen de licencia de operación, por lo que sus respectivos productos pueden consumirse con confianza.

El juego online en otros países, como Perú o Venezuela, no está regulado, pero ello no significa que allí los juegos en línea sean ilegales sino que no se ha legislado en torno a los mismos, pero es posible para los ciudadanos peruanos acceder con garantías a juegos como los que ofrecen las plataformas  que forman parte de https://casinoonlineperu.pe/ desde la tranquilidad de que se trata de una página especializada en informar sobre webs que poseen reconocimiento y buena reputación, como lo ponen de manifiesto foros en los que los jugadores explican su experiencia.

En el mismo sentido, otra plataforma de prestigio a la que los venezolanos por su parte pueden recurrir con tranquilidad para jugar en línea, aunque la legislación de su país no contempla los juegos online, es https://casinoonlinevenezuela.co.ve/ ya que, al no existir unas leyes que prohíban o legislen sobre los casinos en internet, los jugadores venezolanos pueden entrar en el gran número de portales de casinos online internacionales que el citado site recoge.

En España también han experimentado un gran auge los servicios que ofertan diversión y entretenimiento online, sobre todo los relativos a casinos, algunos de los cuales han duplicado el número de sus jugadores en línea teniendo en consideración las cifras que manejaban con anterioridad al estado de alarma y sus consiguientes períodos de cuarentena. Dicho incremento parece lógico dado que estos usuarios tienen a su alcance, con un sencillo click, una enorme variedad de juegos que se renuevan de forma continua. Además, una mayoría de estas plataformas aceptan métodos de pago seguro, por lo que igualmente reúnen garantías para su uso, todo ello en el marco de unos límites que promueven el juego sano bajo las directrices de juego responsable aprobadas por la Dirección General de Ordenación del Juego que regulan el sector desde 2012.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*