Medidas de seguridad para las terrazas de hostelería

Bares, restaurantes y cafeterías, entre otros muchos, están comenzando a reanudar su actividad, tras la apertura permitida por la desescalada en fases que vive España en estos momentos.

Sin embargo, las medidas de seguridad se han convertido en una máxima prioridad, para clientes, para empleados y también para el resto de peatones que puedan pasar por la zona.

Los separadores para terrazas de hostelería que deberán ser instalados

De momento la normativa oficial no especifica que las empresas de hostelería tengan por obligación que colocar separadores, pero es algo obvio que muchos locales ya están comenzando a barajar.

Lo que sí se ha establecido es que haya un mínimo de distancia de seguridad de dos metros entre clientes de distintas mesas, lo que implica obligatoriamente una reducción de aforo que, al menos, deberá ser del 40%.

Lógicamente muchos restaurantes no podrán asumir ese 40%, sino que será menos ya que no tienen espacio hábil para una separación de este tipo sin recortar más el aforo.

Se mantiene la prohibición de usar cartas de menú, servilleteros, al mismo tiempo que se invierte en medidas sanitarias como geles hidroalcohólicos.

Pero sigue existiendo la necesidad de invertir en alguna solución que garantice una mayor seguridad para la salud de los clientes, como por ejemplo mamparas de separación y otro tipo de medidas.

1

Paravientos para negocios de hostelería

Lo que sí existe en el mercado y cada vez se ha adquirido por más empresas, incluso antes de la aparición del Covid-19, son las mamparas paravientos de Kauma.

Estos sistemas consisten en paneles diseñados específicamente para una protección frente al exterior.

Un local comercial puede aprovechar esta solución, que se adapta perfectamente a las dimensiones de su terraza. Es más, puede incluso contar con unos acabados estéticos compatibles con los del propio negocio, para una mayor vinculación del servicio con la compañía.

Este sistema de paravientos ofrece dos ventajas prácticas importantísimas. La primera de ellas es la protección de los peatones.

La separación que permiten estos paneles respecto al resto de personas que pasan cerca es total, así que en el caso actual, se evita que tengan que acercarse demasiado a los comensales y se mantiene la distancia de seguridad.

Por descontado, la otra ventaja es con respecto a los clientes. Ellos, sentados en las mesas del negocio, no pueden moverse cuando alguien pasa cerca, así que las mamparas paravientos preservan por ellos la seguridad que necesitan, para disfrutar en compañía de amigos y familiares, sin riesgo.

Los paravientos están disponibles en diferentes formatos, incluso con la posibilidad de duplicar su altura, otorgando así mucha mayor protección a todos los comensales, además de obviamente de parar el viento que pueda haber en ese momento.

Otra ventaja adicional (aunque de vital importancia) es que estos paravientos cumplen totalmente la normativa municipal, así que pueden colocarse e, incluso, guardarse de una forma rápida y sencilla.

Gracias a ellos, los restaurantes y demás empresas de hostelería, están comenzando a abrir por fin sus negocios, mejorando considerablemente la seguridad de todos sus clientes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*