Valdemorillo sigue entretejiendo historias al paso por la exposición que invita a descubrir los ‘Hilos de la Memoria’ 

Sin esperarlo, la apuesta por atraer la memoria mediante el encuentro, frente a frente, con objetos tan sencillos como particulares ha convertido en más que memorable el proyecto expositivo de Reinaldo Zamora y Ana del Burgo, confeccionado realmente de modo muy especial, a base de recuerdos, esfuerzos y emociones, todo ello hilvanado como un más que merecido homenaje a aquel trabajo manual, surgido así, literalmente en las manos de tantas mujeres, unas labores que nacieron de las madejas, en las agujas de ganchillo y las telas, pero que fueron también el fruto de la constancia, en ocasiones de la necesidad y siempre del hogar para hacerse realidad hilo a hilo.

Inaugurada justo antes de quedar todos confinados en casa, la muestra sigue entretejiendo historias ahora que ya se puede visitar in situ. Un recorrido que deja el eco virtual para ser guiado por los propios artífices de la idea, quienes acompañan personalmente al público para dar nuevas ‘puntadas’, explicación tras explicación, desplegando los motivos que dieron y están dando lugar a esta interesante selección de prendas, piezas de vidrio, objetos de original diseño, composiciones únicas que revelan el verdadero valor de todos estos “hilos de la memoria”.

Y son muchos los vecinos y usuarios en general que ya se han dejado sorprender por esta exposición tan distinta, tan diferente en todo, por contenido, en su tiempos de apertura, y hasta en la cercanía que despierta en el visitante, “como un auténtico puente que nos lleva del hoy al ayer, que nos trae a la nueva realidad, poniendo así otro sello singular a este encuentro con la dedicación artesanal, sencilla, valiosa por lo que entraña y regala”. De hecho, son muy diversas las sensaciones y comentarios que van surgiendo ante tantas creaciones y, por tanto, tantísimas historias como las que permanecen reunidas en la sala Vulcano. Porque allí se mantendrán estos ‘hilos’ que hacen recordar, un muestrario de la memoria que prolongará su objetivo a lo largo del verano, facilitando que sean muchos más los que se animen y disfruten al descubrirlo.

Para ello, indispensable, la solicitud de cita previa. Las visitas se suceden con gran éxito martes, jueves y viernes, entre las 19,00 y las 21,00 horas, como el mejor modo, tal como puntualiza la concejal de Educación y Cultura, Eva Ruiz, “de volver a ver acercarse a nuestros vecinos a la Casa de Cultura, para ir haciendo posible que el centro recobre su uso como espacio para la reflexión, como la que se nos propone con tanto acierto por parte de nuestros artesanos, Ana y Reinaldo, con una muestra que sigue despertando mucho interés”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*