Culpabilizar a los jóvenes por los rebrotes: hacer más grande la brecha sólo agrava el problema

Coincidiendo con el Día Internacional de la Juventud, desde Talento para el Futuro (una plataforma de 40 organizaciones de la sociedad civil que integran a más de un millón de jóvenes) demandamos un cambio de enfoque en el tratamiento de la información sobre la responsabilidad de los jóvenes ante los rebrotes de la Covid19, como única vía para resolver el problema.

Desde los medios de comunicación y las organizaciones políticas se está poniendo el foco de culpa por los rebrotes de la covid-19 en los jóvenes. Cada día asistimos a declaraciones, artículos y tribunas que se centran en el comportamiento de los jóvenes, en cómo actuamos saltándonos la normativa y poniendo en peligro a la sociedad.

Si bien es innegable que los jóvenes tenemos parte de responsabilidad en la situación que vivimos, consideramos que centrar la información en nuestro mal comportamiento sólo muestra una cara de la realidad, un enfoque que sólo contribuye a agravar el problema.

Los jóvenes nos encontramos ante un momento crítico, con un futuro más que dudoso, y arrastrando las consecuencias de la crisis económica anterior. Muchos de nosotros, los jóvenes, cada vez más, consideramos que el sistema no funciona, que la sociedad nos ha dado la espalda, que nadie escucha nuestros problemas ni nuestras aportaciones. Y, por tanto, nos desconectamos y desenganchamos.

Uno de los riesgos de esta desconexión, como denunciamos desde Talento para el Futuro, es generar “peores ciudadanos”: ¿cómo convencer a varias generaciones de que contribuyan a una sociedad en la que no creen, que les está dando la espalda? Para nosotros esa es la clave del comportamiento de algunos jóvenes durante esta pandemia. Señalarnos con el dedo, apuntarnos desde los medios de comunicación o pretender que obedezcamos porque nos lo dice un futbolista o un youtuber, no sólo no tiene ningún efecto, sino que empeora la situación. Los jóvenes no podemos sentir que la sociedad que nos ha dado la espalda nos ataca e ignora.

La solución pasa por destacar aquellas iniciativas de jóvenes que están contribuyendo a la sociedad en estos momentos. Debemos poner en valor a aquellos que lo hacen bien, para que tengamos un ejemplo y una referencia en la que sí confiamos. Muchos son los ejemplos de iniciativas impulsadas desde los jóvenes. New North en Asturias o el Instituto Galego do Talento en Galicia son prueba de ello. Otro ejemplo es Talento para el Futuro, plataforma desde la que hemos desarrollado una iniciativa en la que hemos agrupado a decenas de organizaciones y cientos de jóvenes, en un ejercicio de inteligencia colectiva joven sin precedentes, para hacer frente a los desafíos que afrontamos como sociedad. Y este es sólo un proyecto de los miles que están encabezando jóvenes en todo el país. Muchos más, por cierto, que aquellos que organizan fiestas o no se ponen la mascarilla.

¿Por qué iniciativas así no aparecen en los medios con la misma fuerza que un botellón aislado en una playa? ¿Por qué los líderes políticos no acceden a sentarse en la mesa con jóvenes para trabajar en soluciones? ¿Por qué no cerrar la brecha?


Plataforma Talento para el Futuro

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*