Desde septiembre, jornada escolar continua en el Juan Falcó de Valdemorillo

A partir de ahora, todo el alumnado que no esté apuntado al servicio de comedor abandonará el colegio a las 14,00 horas

Colegio Juan Falcó (Valdemorillo)

Rápida y favorable ha sido la respuesta de la consejería de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid a la petición cursada por la dirección del Colegio Público Juan Falcó para que, dada la actual situación que se vive en torno al COVID-19, este centro estrene curso aplicando ya directamente la jornada continua. De este modo, y tal como se confirmó ya el pasado 14 de agosto desde la Dirección del Área Territorial, todos los alumnos de los distintos ciclos de Infantil, Primaria y Especial de este centro darán por finalizadas sus clases a las 14,00 horas, abandonando el centro en ese horario, salvo que estén apuntados al servicio de comedor. La medida, que tiene de un marcado carácter de excepcionalidad, comenzará a tener vigencia desde el mismo inicio del curso 2020/2021, previsto para el próximo 9 de septiembre, al ser festivo local el martes 8, y se mantendrá hasta que se levante la suspensión de la jornada partida que habitualmente venía aplicándose en estas instalaciones educativas de Valdemorillo.

A este respecto, en el Ayuntamiento se acoge “con satisfacción” la adopción de este acuerdo, tal como destaca la concejal de Educación y Cultura, Eva Ruiz, quien reitera “que vamos a seguir muy de cerca en todo momento la evolución de la pandemia para garantizar, dentro de nuestras competencias, el mejor desarrollo de este curso, prestando, como ya lo hicimos hasta completar el anterior, nuestra colaboración y apoyo permanente para que se pueden aplicar cuantos protocolos y pautas resulten necesarias para asegurar la máxima protección y seguridad sanitaria a todos nuestros escolares”. De hecho, y para una reapertura de las aulas acorde a las medidas que ahora son de obligado cumplimiento, el Consistorio valdemorillense ultima ya las obras de acondicionamiento seguidas durante el período estival para asegurar que las clases se impartan con el aforo permitido en cada caso y salvando siempre la distancia social adecuada entre alumnos, profesorado y demás personal no docente.

“Vamos a ponernos, una vez más, al servicio de la comunidad educativa para contribuir a facilitar que la enseñanza presencial se siga en las mejores condiciones, y siempre según el escenario que pueda llegar a barajarse, y tampoco vamos a dejar de prestar nuestra ayuda para asegurar que ningún escolar del municipio se quede atrás en el uso de las nuevas tecnologías, de modo que cuenten con los recursos digitales necesarios, ya que este es otro apartado a tener especialmente en cuenta en los próximos meses”.

Estrecha coordinación, por tanto, la que se plantea entre Administraciones y el propio centro en este inminente arranque de un curso en el que, junto a libros, cuadernos, carteras y demás material, se hará imprescindible el uso de mascarillas, la constante higienización de manos y demás conductas que forman ya parte de la nueva normalidad, a la que, como recuerda Ruiz, “toca enfrentarnos siendo todos especialmente responsables”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*