El Gobierno y la creación de 800.000 empleos

OPINIÓN

Resulta que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), en sentencia del 19 de Marzo de 2020, ha determinado que en España se comete abuso tras abuso en el sector público con el personal temporal (ya sea funcionario interino, laboral o estatutario) que cubre necesidades estructurales desde hace décadas, siendo el límite legal que tienen las Administraciones Públicas, para cubrir definitivamente esas vacantes, de 2 o 3 años dependiendo del caso. En la totalidad de las AAPP de nuestro país, ya sea a nivel estatal, autonómico o local, se vulnera la ley, manteniendo en situación precaria e inestable a miles de personas, contratadas supuestamente para solucionar tareas coyunturales, pero que en realidad trabajan en necesidades permanentes de estas Administraciones.

Los sindicatos UGT y CCOO y CSIF firmaron con el PP en 2017 un Acuerdo extraordinario con el ministro Montoro, de cara a cumplir la exigencia europea de bajar la temporalidad a un 8% en 2020. El acuerdo, que estos sindicatos contemplan como un modelo de estabilidad, en lugar de avanzar en la fijeza de las personas abusadas durante años y décadas, se centra en promover procesos acelerados y masivos de oposiciones, sin tener en cuenta las especiales características del personal temporal, por edad, conciliación familiar, etc., ni reparar el daño causado por este abuso, y desemboca en el cese de miles de personas, sin derecho siquiera a una indemnización por despido. Sindicatos mayoritarios y Gobierno están permitiendo y alentando la expulsión de miles de trabajador@s en abuso de temporalidad, para ser sustituid@s por personal más joven y sin experiencia, lo que incidirá notablemente en la calidad de los servicios públicos. En el tiempo transcurrido desde la firma del acuerdo, no sólo no ha bajado la temporalidad, sino que ha subido bastante, muy por encima ya de los porcentajes de temporalidad del sector privado en España.

El 15 de Febrero de 2020, días antes de publicarse la sentencia del TJUE antes aludida, pudimos ver cómo miles de emplead@s temporales pedían ¡Fijeza Ya!, en las calles de Madrid, en la manifestación más multitudinaria de éste colectivo. Más de 12.000 personas, de todos los sectores laborales y comunidades autónomas, recorrieron el centro de la capital exigiendo soluciones al abuso cometido.

El personal temporal en abuso, más de 800.000 personas, se ve abocado, muy posiblemente, al paro y a la exclusión social, arrastrando detrás a sus familias. Batirse a vida o muerte en un único examen en el que la mayoría de las preguntas no tienen nada que ver con el puesto desempeñado, sumado a que estas personas tienen cargas familiares y avanzada edad, son el cóctel perfecto para que queden completamente fuera de juego. Estas personas se han hecho mayores dándonos sus mejores años a la ciudadanía, cubriendo los Servicios Públicos (sanidad, educación, mantenimiento, dependencia, gestión…) muchas veces en los puestos más lejanos o los destinos más complicados. Ahora se pretende que se jueguen todo a una carta, compitiendo contra jóvenes opositor@s que disfrutan de todo el tiempo para estudiar, mientras ell@s deben trabajar jornada completa, cuidar de hij@s o familiares dependientes, y además, estudiar para no quedarse en la calle con una mano delante y otra detrás.

Esa presión es tremenda e injusta para con unas personas que, no es que sean vagas o ineptas y por ello no lograsen sacar una oposición, sino porque el sistema está trucado desde un primer momento para mantenerles años y años en ese estado de «temporales». La casuística es múltiple, pero toda ella tiene una misma consecuencia: el abuso de temporalidad y la permanente inestabilidad para las vidas de estas personas. Hay desde quienes han aprobado, no una, sino varias oposiciones, y con nota muy elevada, pero no han conseguido sacar plaza porque las plazas ofertadas eran menos de un 1% de las realmente necesarias, lo que hace que muchas obtengan empleo pero siempre interino; hasta quienes llevan esperando décadas (hasta 30 años, con muchísima frecuencia) a que salga la oposición de su categoría, y en ese plazo se han hecho mayores y se han cargado de responsabilidades.

Un apunte muy importante, que interesadamente olvidan sindicatos, Administraciones, polític@s, jueces, etc., es que todas estas personas abusadas ya accedieron a la Función Pública mediante procesos selectivos válidos. Un proceso selectivo no es sólo un examen, sino que lo es todo proceso donde se concurra cumpliendo con las condiciones constitucionales de igualdad, publicidad, mérito y capacidad.

Así que, 800.000 menos 800.000 es igual a CERO. ¡Cuidado señor Sánchez!, el PP y los sindicatos mayoritarios se han esforzado mucho en que esas 800.000 personas tengan muy difícil permanecer en sus puestos de trabajo. Es más, a día de hoy siguen trabajando activamente en impedirlo. Normal que lo hagan: están en juego intereses muy poderosos relacionados con las academias de oposición y el clientelismo sindical. Pero sería gravísimo que el gobierno se esforzara tanto en crear 800.000 puestos de trabajo y que, por la puerta de atrás, PP, UGT, CCOO y CSIF estén organizando el mayor DESPIDO LIBRE de la historia del país, destruyendo precisamente 800.000 empleos públicos, terminando de deteriorar los Servicios Públicos, que son el sostén de una vida digna para toda la ciudadanía.

El Gobierno, con Pedro Sánchez a la cabeza, debería aprobar una norma que regulase administrativamente de un plumazo al personal temporal de las AAPP de todo el Estado que rebase el plazo temporal dado por las leyes españolas para la cobertura de su plaza, dando carácter de fijeza a sus empleos, estabilizando de este modo personas, y no plazas, tal y como piden las numerosas organizaciones que defienden los intereses de est@s trabajador@s, sin que hasta ahora hayan sido escuchad@s ni por la judicatura ni por el Gobierno, pese a honrosas excepciones.

Esto iría tanto en beneficio de estas más de 800.000 personas y sus familias, como en beneficio de todo el país, que no vería engrosado el porcentaje de paro con miles de personas mayores sin posible reinserción en el mercado laboral, manteniéndose la calidad de los Servicios Públicos, que aún tiene miles de vacantes sin cubrir, en servicios infradotados, para las cuales sí puede y debe contarse con personal nuevo, además de para cubrir las jubilaciones, en los próximos diez años, de más de un 25% de todo ese personal temporal. Es decir, hay empleo para el personal que lleva años y años, y también lo hay para nuevo personal. No es excluyente.

Nuestro Gobierno debe pensar con responsabilidad y actuar con justicia. El despido de esas miles de personas será un desastre para nuestro país, ya suficientemente azotado por la pandemia y la crisis económica.


Coordinadora Madrileña de Emplead@s Públic@s en Fraude de Ley

4 Comments

  1. Excelente artículo de una realidad que aunque cada día nos crucemos con ella en los diversos servicios públicos, son los empleados que día a día atienden las necesidades más próximas y necesarias del pueblo y que nunca muestran esta precariedad de cara al ciudadano. El estado y las distintas administraciones deben tener en cuenta a estas personas y no ponerlas en el disparadero después de darlo todo.

  2. El Gobierno debe solucionar este problema que sus propias Administraciones públicas han creado saltándose sus propias leyes y abusando de mano de obra de usar y tirar, cosa que en Europa no está permitido, en países como Grecia e Italia se ha solucionado este mismo problema dando fijeza en sus puestos a l@s afectad@s, asegurándose así de ahorrarle al pueblo indemnizaciones millonarias, además de reparar el daño causado y no permitiendo perder la experiencia acumulada de quien desde hace décadas hacen posible seguir dando los servicios públicos de sus ciudadan@s.

  3. Muchas gracias a Noroeste Madrid por exponer la situación en que nos encontramos tant@s miles de temporales de todas las Administraciones. Hay muchos intereses oscuros en largarnos expeditivamente después de décadas de servicio a la ciudadanía.

    • Encantados de aportar nuestro granito de arena para intentar contribuir a que la situación se resuelva lo antes posible y satisfactoriamente para vuestro colectivo. Seguiremos atentos. Saludos,

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*