La Comunidad de Madrid impulsará el pacto Madrid por la Ciencia en nuestra región

Este pacto permitirá alcanzar el 2% del PIB en investigación y desarrollo en esta legislatura

La Comunidad de Madrid está trabajando durante estos meses para promover con los actores políticos y sociales un acuerdo sobre la importancia que para sociedad madrileña debe tener la ciencia. En este sentido, el Gobierno está tramitando con los órganos de gobernanza del sistema madrileño el denominado acuerdo Madrid por la Ciencia. Un pacto que, entre otros logros, permitirá alcanzar en el término de esta legislatura el 2% del PIB madrileño en inversión en investigación y desarrollo.

Así lo ha anunciado ayer el consejero de Ciencia, Universidades e Innovación, Eduardo Sicilia, durante su comparecencia en la Asamblea de Madrid, en la que ha asegurado que la Comunidad de Madrid cuenta con gran talento y, por lo tanto, “es el momento de poner en valor todas estas capacidades”.
“Vamos a seguir trabajando para el impulso de nuestro ecosistema científico y tecnológico. Nuestra región es líder -solo por detrás del País Vasco- en inversión en I+D en España, con un 1,71% frente al 1,2% de media nacional”, ha apuntado. Por eso ha insistido en que “esto no es suficiente”, y que ya se trabaja para “alcanzar el 2% al final de esta legislatura”. “Para ello vamos a promover un gran pacto por la ciencia en nuestra región con participación de todos los actores públicos y privados”, ha remarcado.

Sicilia ha subrayado que estamos en un momento social “complicado” tras la pandemia del COVID-19 y que, por ello, “las universidades, la investigación y la innovación, van a jugar un papel clave para que nuestra región se levante y se apoye en su ciencia y su universidad como motor de crecimiento y desarrollo económico y social”.

Acuerdo histórico para las universidades

Sicilia ha lanzado un mensaje también a las universidades y los propios estudiantes, recordando que “la educación es la herramienta fundamental con la que contamos para propiciar que los mejores sean los que lleguen más lejos”.

El consejero ha recordado el gran esfuerzo que va a hacer el Gobierno regional para alcanzar un acuerdo “histórico” con las universidades públicas madrileñas, ya que se van a liquidar las demandas existentes en este momento como consecuencia de las becas al estudio y las exenciones de matrícula del Ministerio de Educación. Un litigio que arrastra ya 10 años de desacuerdos y que supondrá un aporte extraordinario de recursos a las universidades madrileñas de aproximadamente 240 millones de euros.

Sicilia ha subrayado que esta inversión, junto con los 115  millones de euros que supusieron los convenios plurianuales firmados en 2019 para pagar las demandas de las universidades por los planes de inversión y financiación, “van a suponer una inyección extra” en la financiación de las universidades públicas de nuestra región.

“Esta inversión permitirá en los próximos cuatro años impulsar de manera decisiva el proceso de transformación de las universidades en torno a valores de los que nuestro Gobierno ha hecho bandera como la excelencia académica, la movilidad sostenible, la transparencia o la internacionalización”, ha remarcado.

40 millones para transformación digital 

El consejero de Ciencia, Universidades e Innovación ha destacado que el Gobierno regional ha decidido invertir 40 millones de euros en un Plan de Transformación Digital de las Universidades, con el que se pretende impulsar una renovación tecnológica que “suponga un auténtico salto de calidad”.

Con ese dinero, las universidades se están dotando de sistemas avanzados de captación de imagen y sonido, cámaras 340 grados en las aulas, nuevos estudios de grabación para producir contenidos, salas de realidad virtual, cursos masivos online en abierto o diferentes herramientas tecnológicas.

La aportación de las ayudas queda condicionada a la realización de un Plan de Transformación Digital que incluya propuestas de iniciativas orientadas a la transformación emprendida durante el curso 2020/21.

Sicilia ha recordado que estas iniciativas implementarán soluciones tecnológicas innovadoras asociadas a la digitalización de la actividad docente, tendente al aprendizaje activo, interactivo y colaborativo; la innovación tecnológica en la investigación, para vincularse con la docencia y con el punto de mira en la internacionalización; y la mejora en los procesos organizativos con objeto de alcanzar un grado óptimo de adaptabilidad a un entorno dominado por instrumentos digitales.

Comienzo de curso con absoluta normalidad 

Sicilia ha asegurado en su comparecencia que el inicio de curso universitario ha transcurrido con “absoluta normalidad” en todos los campus de la región, tanto públicos como privados. Así lo ha podido comprobar, además, en las visitas que está efectuando personalmente junto con su equipo a los diferentes campus madrileños.

Además, ha destacado que las universidades y la Consejería han estado trabajando desde el mes de mayo para que la presencialidad -“esencial en la enseñanza”- fuera la “piedra angular” que sustentara todos los planes de inicio del curso académico de las 14 universidades madrileñas.

El consejero ha subrayado que “la seguridad es la guía del curso que se ha iniciado” y por eso entre los planes de las universidades está el que no se ocupe en ningún momento más del 50% de la capacidad de las aulas, los laboratorios o las bibliotecas, “pero que se vuelva a los campus”.  Ha recordado que las clases han comenzado de manera escalonada en los 14 campus; las instalaciones se higienizan con frecuencia; el uso de la mascarilla es obligatorio; y ha resaltado el “modelo de docencia híbrido” usado por las universidades, que permite que los contenidos de carácter teórico puedan darse online, mientras que los de carácter práctico se harán de forma presencial, preservando las distancias sociales precisas, siempre con la mascarilla puesta y en grupos reducidos. Los contenidos prácticos, ha dicho, podrían llegar a concentrarse en el segundo cuatrimestre si así lo aconsejara la evolución de la pandemia.

Sicilia ha destacado el “gran trabajo del Ejecutivo regional” al programar la realización de 30.000 pruebas de seroprevalencia en la comunidad universitaria. Serán la Comunidad de Madrid y las 14 universidades de la región quienes las realicen, entre estudiantes, PDI y PAS. “Se considera una muestra suficientemente significativa como para que pueda analizarse, a través de sus resultados, la evolución de la pandemia en los campus universitarios. También abre la puerta a estudios científicos posteriores”, ha declarado.

Los datos se tomarán en tres periodos del año. Este estudio de seroprevalencia estará dirigido por un comité de expertos elegidos de entre las seis universidades públicas en colaboración con la Consejería de Sanidad.

Casi 1.000 plazas de PDI y PAS 

En su intervención, Sicilia también ha aprovechado para recalcar que  desde hace cuatro años el Gobierno de la Comunidad de Madrid está incrementando el número de plazas autorizadas de PDI y PAS a las universidades públicas.

En este sentido, ha incidido que para este curso 2020-2021 la Comunidad de Madrid ha aprobado la convocatoria de 993 plazas más para las seis universidades públicas (740 plazas de PDI y 253 plazas de PAS), lo que supone una tasa de reposición del 105%: el 100% para los cuerpos de catedráticos de Universidad, profesores titulares y profesores contratados doctores, además del 5% destinado a aquellos sectores o ámbitos que las universidades consideran que requieren un refuerzo adicional de efectivos.

En concreto, 48 plazas son para la Universidad de Alcalá (UAH), 193 para la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), 37 para la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), 406 para la Universidad Complutense de Madrid (UCM), 238 para la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), y 71 para la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

Dentro del límite de la tasa de reposición correspondiente a los Cuerpos de Catedráticos de Universidad y de Profesores Titulares de Universidad y a los profesores contratados doctores previsto, cada universidad destina, como mínimo, un 15% de plazas a la incorporación de personal investigador doctor que haya finalizado el Programa Ramón y Cajal y haya obtenido el certificado I3.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*