El Hospital Clínico, líder mundial en trasplante renal de donantes a corazón parado

El Hospital Clínico San Carlos cuenta con la serie más amplia a nivel mundial de trasplantes renales procedentes de donantes no controlados, es decir, donaciones a corazón parado que se producen como consecuencia de una parada cardiorrespiratoria espontánea, con resultados iguales o superiores a las donaciones producto de muerte encefálica, y que han sido publicados en Am J Transplantation, la publicación científica de la Sociedad Americana de Trasplantes. El estudio, llevado a cabo por nefrólogos del Hospital Clínico, compara los 1.387 trasplantes renales realizados en este hospital público madrileño desde que comenzó el programa, en enero de 1996, hasta diciembre de 2015, de los que 774 fueron de donantes no controlados o a corazón parado, y 613 procedentes de donantes por muerte encefálica, y que ha sido galardonado por la Fundación Renal, con uno de sus premios Íñigo Álvarez de Toledo a la mejor investigación clínica en nefrología.

El objetivo del programa es demostrar la viabilidad de la donación no controlada en parada cardiorrespiratoria como alternativa a la producida por muerte encefálica, y concluye “que el trasplante renal de donante no controlado en parada cardiocirculatoria es una opción adecuada con iguales o mejores resultados que el procedente de muerte encefálica con criterios expandidos, que son los más habituales, lo que se traduce en una mayor supervivencia del injerto fundamentalmente”, afirma la jefa del Servicio de Nefrología del Hospital Clínico San Carlos, Ana Sánchez Fructuoso.

Menor tiempo de espera para el trasplante

Otra de las ventajas que revela el estudio es que este tipo de donación contribuye “a aumentar los trasplantes y a disminuir el tiempo medio de espera para recibir el órgano, pasando de una media de 28 meses -hace algún tiempo- a menos de 10 meses en algunos períodos, lo que se traduce también en un tiempo menor en diálisis con las consiguientes ventajas para el paciente”, explica Sánchez Fructuoso.

La gran mayoría de los centros sanitarios que llevan a cabo trasplante renal abandonaron este programa; sin embargo, el Hospital Clínico San Carlos continuó apostando por él, hasta el punto de constituirse como el líder mundial en trasplante de donante no controlado o a corazón parado, de los que se producen entre 30 y 40 al año aproximadamente, además de continuar con el resto de modalidades.

Dada su amplia experiencia acumulada, los nefrólogos del Clínico han realizado un análisis para predecir cuáles son las claves para obtener buenos resultados con este tipo de donantes, lo que puede ser de gran utilidad para aquellas unidades que empiezan con este programa en otros centros sanitarios, al objeto de contribuir a su formación supliendo su falta de experiencia con consejos y orientaciones encaminadas a dar los primeros pasos en la dirección correcta.

Los premios Íñigo Álvarez de Toledo, de investigación clínica, tienen como objetivo la promoción de la investigación nefrológica en España y suponen el mayor reconocimiento que se concede en España a la investigación relacionada con la patología del riñón reconociendo, esta ocasión, el trabajo de los nefrólogos del Hospital Clínico San Carlos: Uncontrolled donation after circulatory death: A cohort study of data from a long-standing deceased-donor kidney transplantation program.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*