Personas de diferentes religiones se reúnen para contribuir a la finalización de la pandemia

300 personas de diferentes religiones como cristianismo, catolicismo, budismo, hinduismo, islam, sijismo, iscon y kimbangism se han reunido deseando el fin de la pandemia bajo el título de “Reunión de Oración”

Por Alicia Yun

Las reuniones online están incrementándose en todo el mundo debido a la continuidad de contagios del COVID-19. Líderes religiosos de 16 diferentes religiones, incluyendo cristianismo, islam, y sijismo, se reunieron online para discutir el rol de la religión durante la pandemia y llevar a cabo cadenas de oración el 17 y 24 de octubre  pasados.

Este evento fue organizado por diferentes grupos de creyentes alrededor del mundo que están cooperando con la ONG de Paz Mundial, HWPL. Desde la apertura de la primera “Oficina de Paz para la Alianza Mundial de Religión (Oficinas WARP)” en Irvine, los Estados Unidos Americanos el 31 de octubre del 2014, HWPL ha provisto un espacio de dialogo para varias personas religiosas en cada país a través de 253 Oficinas WARP en 129 países incluidos EE.UU., Francia, Alemania, China y países africanos.

1Al Taf Sulaiman, un religioso musulmán de los Estados Unidos Americanos dijo, “la gente es fortalecida y recibe esperanza a través de la oración. Líderes religiosos deben trabajar en conjunto para orar y trabajar juntos para server a la comunidad para aliviar el sufrimiento. Oramos a Dios por todos los que están sufriendo por el coronavirus.”

Harjinder Singh, el presidente de la ONG Sikh Naujawan Sabha en Malasia dijo, “somos personas incompletas y necesitamos elevar oraciones y pedirle al ser complete, Dios. Y cuando oramos solos hay fuerza, pero cuando oramos juntos la fuerza incrementa, un niño puede pedir una cosa de su padre, pero si 2 o 3, 4 niños piden de su padre la misma cosa eso puede crear un cambio, sabe. Y si todos oramos juntos a Dios el tendrá misericordia de nosotros.”

Un oficial de HWPL mencionó: «muchas personas religiosas están preocupadas ya que la religión que debe ser un símbolo de paz y amor, se ha convertido en objeto de desconfianza, después de la cobertura mediática sobre algunos grupos religiosos durante la pandemia del COVID-19.

“Todavía hay espacio para debatir si la situación se debió de haber reportado negativamente o no, pero este evento fue realizado por varias personas de religión que se sienten seriamente responsables por que la situación fue enfatizada,” añadió.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*