Grupo Municipal Socialista: “Es una temeridad tratar de convertir la Constitución en una bandera”

Ángel G. Bascuñana

El viernes 18 de diciembre tuvo lugar el pleno municipal en el que el Grupo Municipal Socialista rechazó la moción de Vox, encaminada a hacer un uso partidista del texto constitucional. No obstante, señalan en un comunidado: “Reforzamos nuestro compromiso con la Constitución y somos la mejor garantía de que tenga futuro”.

El portavoz socialista, Ángel González Bascuñana, explica que “resulta extenuante ver a la ultraderecha, de Vox, y a la derecha, del PP, disfrazarse de defensores de la Constitución, cuando en realidad lo único que quieren es atacar al Gobierno de España. Pretenden utilizar la Carta Magna para agitar el avispero en el que han convertido la política española contraviniendo la convivencia democrática que la Constitución garantiza”.

Bascuñana resalta que, “si de verdad respetasen nuestra Constitución sabrían que, entre otras cosas, habla de Igualdad, de Pluralidad, de Libertad, de Comunidades Autónomas y define a España como un Estado Social. Todo lo contrario que lo que Vox y PP representan, cuando legitiman que haya ricos y pobres; cuando niegan la igualdad de género o; cuando atacan la diversidad cultural de nuestro país”.

Otros derechos que el texto constitucional recoge son la Vivienda digna, la Sanidad universal, la Educación pública de calidad, la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad a través de la Seguridad Social, etc. Los socialistas insisten que “las derechas no sólo no entienden estos derechos sino que siempre, que han podido, han intentado hacer negocio de ellos”.

Ana Hernández, concejala del Grupo Socialista, señaló en el Pleno que “es una temeridad tratar de convertir nuestra Constitución en una bandera. Por ello, porque creemos que el pacto constitucional debe seguir contando con el apoyo unánime de todas las fuerzas políticas planteamos una enmienda a la moción de Vox eliminando los insultos y apostando por un texto inspirado en el preámbulo constitucional. Lo rechazaron dando una muestra más de que la única voluntad es dividir y crispar. Frente a eso siempre nos tendrán en contra”.

Concluye Ángel G. Bascuñana: «Las constituciones no necesitan partidarios, sino tener cumplidores y, por desgracia, Vox han vuelto a demostrar que no lo son”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*