LaPizka dona más de 800 kilos de comida

1.400 menús han sido entregados a cuatro asociaciones ubicadas en la Comunidad de Madrid para ayudar a los colectivos más desfavorecidos.

El pasado fin de semana LaPizka, empresa gastronómica especializada en ofrecer soluciones para comedores colectivos, sociales y corporativos, reforzó su labor humanitaria donando más de 800 kilos de comida a cuatro asociaciones que operan en la Comunidad de Madrid ayudando a los colectivos vulnerables. En concreto, han sido un total de 1.400 menús, compuestos por un primer y un segundo plato.

LaPizka, en su firme compromiso de acercar la cocina de valores a toda la geografía española, ha querido afianzar esta idea colaborado con cuatro asociaciones que se desviven por las personas más desfavorecidas, y a los que han querido brindar su apoyo como parte de su Plan de Responsabilidad Social y su compromiso con la sociedad.

Los menús entregados están compuestos por un primer plato y un segundo plato con unas cantidades que rondan el medio kilo de comida en cada menú. Son cantidades que aportan el valor nutricional diario necesario a todas esas personas/familias que se han visto beneficiadas con esta iniciativa.

Las asociaciones que han colaborado en esta acción han sido:

  • Fundación Madrina: dedicada al acompañamiento y asistencia de madres jóvenes y adolescentes embarazadas que, en situación de vulnerabilidad y dificultad psico-social, quedan desatendidas por la falta de recursos. A día de hoy más de 8.000 mujeres han sido atendidas.
  • Mensajeros de La Paz: trabaja diariamente para ayudar y apoyar a los colectivos más desfavorecidos de la sociedad, intentando paliar la pobreza infantil, ayudando a las víctimas de maltrato de género, a familias en riesgo de pobreza y a inmigrantes en situación difícil.
  • Somos Tribu: son grupos de apoyo y solidaridad organizados por los vecinos y vecinas de Vallecas (Madrid) que ofrecen ayuda a aquellos que peor están viviendo esta crisis sanitaria. Hacer la compra o pasear a las mascotas de aquellos que no podían salir de casa son algunas de las tareas que han estado llevando a cabo durante estos meses.
  • Orden de Malta: ofrece apoyo constante a las personas olvidadas o excluidas de la sociedad a través de asistencia médica, atendiendo a los refugiados y distribuyendo fármacos y material básico de supervivencia.

Cristian Nocito, cofundador de LaPizka destaca que: “Con esta iniciativa queremos transmitir nuestra sensibilidad y apoyo a aquellos que trabajan día a día por los colectivos más desfavorecidos como mejor sabemos hacerlo: cocinando.”

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*