Luz verde a la moción de Unidas para desarrollar la participación social

En Distritos, Comisión de Quejas y Sugerencias y Consejo Social de la Ciudad

La sesión plenaria del ayuntamiento de Las Rozas ha aprobado por unanimidad este mediodía a la moción de Unidas por Las Rozas para que se desarrollen plenamente los Distritos, la Comisión de Quejas, Sugerencias y Reclamaciones y el Consejo Social de la Ciudad, con el objetivo de incentivar la participación de las vecinas y vecinos en la vida municipal.

Las Rozas: ayuntamiento con déficit enorme en espacios de participación

En su intervención en el pleno, Patricia García destacó el “enorme déficit existente en este ayuntamiento de espacios para que los vecinos puedan ser escuchados y aportar sus propuestas”. Censuró la falta de voluntad política de este gobierno que “no ha tenido entre sus prioridades la participación social”. En contraposición, destacó la trayectoria de nuestro grupo municipal en defensa de iniciativas en este sentido pero que se encontraron siempre con el muro del PP, en alusión al trabajo realizado para una nueva Ordenanza de participación, para unos presupuestos participativos o para un PGOU también participativo.

A raíz de la aprobación en la Asamblea de Madrid, en diciembre de 2019, de la consideración de Las Rozas como Municipio de Gran Población, debe desarrollar mecanismos para canalizar la participación ciudadana. Recordó que hace un año, en la tramitación del Reglamento (Rogar), “presentamos numerosas enmiendas, que el PP rechazó en bloque, entre ellas la de incluir un título de participación”.  Explicó que la función de los Distritos es la de acercar la administración a los vecinos, con representación de los distintos grupos políticos y asociaciones”. Algo necesario, máxime cuando “somos el tercer ayuntamiento en extensión de la CAM, con una alta dispersión poblaciones y núcleos aislados. Es una estructura territorial necesitada de cohesión y vertebración social”. Por eso es importante contar con la participación ciudadana.

Además, señaló, “no contamos actualmente con ningún canal para tramitar las reclamaciones y sugerencias de los vecinos. El ayuntamiento recibe quejas por correo, por registro y sobre todo por redes sociales. Los grupos políticos no tenemos acceso a estas cuestiones vecinales ni sabemos si el gobierno da contestación a lo que formulan”. La portavoz de Unidas argumentó así la necesidad de constituir la Comisión de Quejas y Reclamaciones, órgano obligado según el régimen de Gran Ciudad.

En tercer lugar, Patricia García justificó la importancia de constituir el Consejo Social de la Ciudad, “mecanismo participativo de carácter consultivo que debe estar integrado por representantes de organizaciones económicas, sociales, profesionales y vecinos para centrarse en el desarrollo local”.

La portavoz del grupo municipal de Unidas ejemplificó la situación con municipios como Alcobendas, Fuenlabrada o Móstoles que cuentan con modelos de Distritos participativos, foros plurales y su organización y planificación permite dar voz a los vecinos y vecinas, con una organización de juntas de distrito o plenos.

Réplica al PP

En la réplica a los grupos, Patricia García recordó al PP “su nulo compromiso con la participación social en la vida municipal”. Dejó claro que no existe “ninguna contradicción entre haber votado en contra del régimen de Gran Ciudad y que reclamemos la extensión de órganos para la democratización de la vida municipal que están contemplados en la ley”. Además, censuró que se “den muchas prisas en crear direcciones generales y otras estructuras, al albur de Gran Ciudad, y en cambio, los órganos de participación sigan pendientes”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*