La vocal de Lis presenta la última obra mixta de Teresa Iturriaga, ‘Arden las zarzas’

Un conjunto de relatos con voz de mujer entrelazados con poemas, que unen cada historia y la refuerzan con visiones comunes, que se olvidan del tiempo y la distancia, para ser actualidad

1
Teresa Iturriaga

Teresa Iturriaga Osa nos dice que en los peores tiempos es cuando hay que pelar con más fuerza y, lejos de amedrentarla una pandemia, guerrea desde su escritorio familiar de Gran Canaria y nos entrega este ‘Arden las zarzas’, de la mano de la editorial La vocal de Lis (Barcelona), una pequeña pyme que tampoco se deja acorralar por las circunstancias y sigue el camino emprendido con tantas ganas como riesgos; porque, hoy, llevar al lector la obra de una escritora, sin más ayuda que ninguna, es un esfuerzo de Titanas; y, si encima no tienes posibilidad de hacer una presentación al uso, caes en que ‘la nueva anormalidad’ da pocas oportunidades tangibles, en pro de meternos en la red, tal que si fuéramos náufragas en la procelosa telaraña que todo lo atrapa, sin saber a ciencia cierta con qué fin.

Así es que, La vocal de Lis (Laura, Imma y Sandra), Teresa Iturriaga y ‘Arden las zarzas’ ya navegan en la web (https://lavocaldelis.com/libros/arden-las-zarzas/), y te invitan a probar esta dosis mixta de relatos y versos que, cuanto menos, hacen que las horas de encierro sean más llevaderas y, cuanto más, nos llevan a recorrer las vidas acalladas de mujeres que se pusieron en pie, y contestaron los modos y maneras de la sociedad que quiso aplacar su sabiduría, sin poder mitigar su tesón de hierro. Ah! Las mujeres! Esos seres creados para pro-crear, siempre a la sombra de su dueño (a veces, verdugo), cuyas armas florecen en el atractivo físico y los modales de postín; estas criaturas destinadas al trabajo 24/7/365 días, de limpiar, parir, criar, economizar y servir al macho, frente al ‘qué dirán’, la crítica fácil y destructiva, y las sutiles zancadillas que son dardos dirigidos a doblegar el conocimiento, la estima y cualquier atisbo de amenaza de hacer grieta al reino del poder.

Aquí, arden 6 mujeres con nombre, apellido, historia y triunfos, cuyas lápidas desempolva Iturriaga, para lanzar la propuesta soterrada de que éstas y otras vidas de ellas se difundan, con la misma intensidad con que llenan las horas lectivas jinetes a lomos de caballos tristes, dictadores, exterminadores y conquistadores con espadas llenas de sangre. Porque hay otra Historia más digna, más inteligente, mejor instruida, más útil y más sepultada… por ellos; porque ellos y sus pantalones, solo tienen miedo e ignorancia hormigonada.

Que entre unas y otras demos un empujón hacia arriba a este último libro de La Iturriaga Osa, que dejemos de arder, que no demos un paso atrás y que les leamos a nuestras hijas, porque son nuestro futuro crisol de culturas.

1

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*