Los bomberos del GERA realizan un 27% más de intervenciones en la Sierra durante el año 2020

El Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid llevó a cabo, a lo largo de 2020, un total de 305 intervenciones en distintos puntos de la sierra madrileña, lo que supone un incremento del 27% con respecto al año anterior.

Del total de intervenciones, 118 tuvieron que ver con operaciones de rescate de personas accidentadas, un 47% más que el año anterior. El resto de actuaciones, 187, tuvo como objetivo la localización de personas extraviadas, un 12% más que en el año 2019. De las 305 acciones, 189 requirieron el uso de helicóptero y el resto, 116, se realizaron sin este medio.

Los datos de este balance están marcados por la incidencia de la pandemia del COVID-19, debido al confinamiento y las limitaciones de movilidad a la población decretadas desde marzo, una situación que provocó una distribución mensual distinta de las intervenciones respecto a años anteriores. Así, se detectó un ‘efecto rebote’ en el mes de junio, cuando finalizó el confinamiento domiciliario y las limitaciones de movilidad.

Así, según el balance, el pasado mes de junio el GERA llevó a cabo 54 intervenciones, un record que contrasta con las cero actuaciones durante el mes de abril, circunstancia que nunca había sucedido con anterioridad a lo largo de la serie histórica.

Selección exigente

En general, las zonas de la Comunidad en las que los miembros del GERA tienen que realizar un mayor número de operaciones coinciden con las de mayor afluencia de ciudadanos para la práctica del deporte, para disfrutar de la naturaleza o para realizar otras actividades de ocio.

El GERA fue creado en 1997 para dar una respuesta rápida, eficaz y profesionalizada a los accidentes relacionados con las actividades de montaña. Así, este Grupo es el responsable de las actuaciones de emergencia habituales en la Sierra de Madrid. También lleva a cabo todas aquellas intervenciones en las que hay que utilizar técnicas de escalada o trabajos verticales, como rescates en torretas o grúas, recogida de carteles o elementos a gran altura. Asimismo, se ocupa de los rescates y auxilios en cuevas y entornos espeleológicos.

La selección de su personal se hace entre bomberos profesionales que lleven, al menos, tres años de actividad. A los aspirantes a ingresar en el GERA se les exige un profundo y extenso conocimiento de las actividades propias de la montaña: desde esquí, escalada y alpinismo hasta orientación, travesía o supervivencia. Además, deben demostrar un conocimiento exhaustivo de la sierra, su orografía, caminos, parajes y accesos. Los bomberos que son seleccionados deben pasar un curso de formación específico para el trabajo en el GERA.

Consejo para evitar accidentes

A lo largo de todo el año, la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112) hace hincapié en que la principal recomendación para evitar accidentes en montaña es ser prudente y no aventurarse a practicar actividades para las que no se está preparado físicamente o adentrarse en parajes desconocidos o con meteorología adversa.

Es imprescindible contar con un teléfono móvil, las baterías cargadas y al resguardo de las bajas temperaturas. Asimismo, se debe salir con una dosis suficiente de agua y alimentos de alto valor nutritivo.

Además, resulta clave informarse previamente de los pormenores relacionados con la actividad que se pretende hacer, en especial, de las previsiones meteorológicas. Si éstas fueran adversas, es preferible renunciar a la actividad. Y siempre es mejor salir a la montaña en grupos de, al menos, tres personas.

Desde la Agencia se recuerda que, ante cualquier emergencia en montaña, hay que avisar por teléfono al 112 o utilizar la app gratuita My112, que proporciona las coordenadas exactas de la persona que llama.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*