Tips para hacer más fácil la vida de tu equipo comercial

Tener un equipo comercial eficaz y que trabaje de forma armónica, es la clave para el éxito de cualquier proyecto. De una buena ejecución, dependerá el valor agregado que queremos para nuestros productos y servicios. Es decir, nos permite resaltar por encima de nuestros competidores. Lo idóneo es que tenga un equipo de trabajo cohesionado, pero eso es algo que no es siempre fácil de alcanzar.

Los equipos comerciales funcionan como un equipo de quirófano, pues todos deben estar sincronizados y cada empleado tiene una función (algunas más relevantes que otras) pero todas necesarias para lograr la consolidación de las distintas metas y objetivos. En este post aprenderás como lograr un ambiente laboral agradable y productivo, especialmente en tiempos de pandemia.

Comunicación: la clave del éxito

Uno de los aspectos más importante siempre será la comunicación. Esta debe ser en un tono adecuado, para siempre impartir instrucciones claras y precisas, ya que en ocasiones los errores y fracasos se deben a indicaciones imprecisas o ambiguas.

De igual manera se debe escuchar las opiniones y sugerencias del equipo comercial, cada una de ellas, así sean pequeñas ideas. Recordemos que los cambios pueden venir de los lugares más inesperados.

¿Cómo motivar al equipo profesional para que permanezca enfocado, objetivo y productivo?

En muchas ocasiones alcanzar este ideal es más sencillo en la teoría que en práctica. Debe existir un equilibrio, ya que no se debe presionar más allá del límite de las capacidades inherentes de cada individuo pero sí se le debe motivar a crecer profesionalmente. Ahora algunos consejos puntuales que te pueden servir para alcanzar dicho propósito:

  • Incentivos: Los cuales no tienen que ser necesariamente económicos pero son esenciales para motivar a los equipos comerciales. Entre ellos tenemos: horarios flexibles, tiempo libre, actividades recreativas, regalos o premiaciones por la excelencia.
  • Liderazgo positivo: La persona encargada de liderar el equipo de comercio debe mostrar una actitud positiva ante cualquier dificultad laboral, no se trata de simplemente sonreír todo el día. La felicidad se traduce en productividad, creatividad e incremento de ventas.
  • Motivación personalizada: Aunque parezca difícil de alcanzar, realmente es más sencillo de lo que parece. Aprovecha el momento de las reuniones y realiza pequeñas encuestas en relación a cómo se siente el empleado con su jornada laboral y la exigencia de su cargo. Lo anterior siempre es un excelente punto de partida para encontrar áreas para mejorar.
  • Rankings de ventas: En este punto debes tener cuidado ya que, premiar a quien más vende o quién es más productivo sin halagar a los involucrados o al resto del equipo, puede crear un ambiente competitivo negativo. La idea es fomentar una competencia sana, donde se tenga la convicción que gana uno, ganamos todos.
  • Team Building: Ya lo mencionamos en el segmento anterior, se trata del trabajo en equipo. En este caso nos referimos a realizar actividades fuera y dentro de la empresa. Es decir, la idea es que todos los empleados interactúen y se conozcan un poco más allá de lo laboral. Un ejemplo son los desayunos o competencias gastronómicas, donde se promuevan pequeños retos por equipo, el desayuno con menos ingredientes pero nutritivo y se asignan grupos. Esto a la final fomentará la sinergia a la hora de trabajar.
  • Provee al equipo con las herramientas necesarias: Un panadero necesita un buen horno, harina e implementos de vestuario para elaborar un delicioso pan, igual sucede con los equipos comerciales deben tener un buen CRM (Customer Relationship Management). Esto último facilitará el seguimiento de las ventas y las relaciones con el cliente.
  • Capacita a tu equipo comercial: Una forma de incrementar los activos y facilitar el desenvolvimiento de los integrantes del equipo, es mejorar sus habilidades a través de cursos. Cada inversión en educación repercute positivamente. Si se muestra interés en el desarrollo profesional de tu equipo, este responderá positivamente en mejorar no sólo dentro de la empresa, sino con el resto del equipo.

Estas acciones en conjunto promueven los elementos de la fuerza de ventas. Dichos elementos incluyen el factor humano y material que garantizarán una vida laboral sana a sus empleados y que a su vez se verá reflejado positivamente en los resultados de su empresa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*