‘Gardening Project’, el programa que aúna educación, medio ambiente e inclusión de personas con discapacidad

270 niños y niñas de 4 a 6 años participan en este proyecto, cuyo impacto sobre el rendimiento académico es muy positivo, según el British Council School

Desde octubre de 2019 el British Council School y la línea de Soluciones Verdes Urbanas de FUNDACIÓN JUAN XXIII desarrollan en conjunto el ‘Gardening Project’, un programa educativo de jardinería que tiene como objetivo sensibilizar al alumnado sobre el medio ambiente, la problemática actual que afrontamos y cómo son las relaciones de interacción e interdependencia del ser humano con el entorno natural. Todo ello, con un elemento diferenciador que añade un componente social a esta ecuación: la misión de esta Fundación de educar en la diversidad hacia la inclusión, con la participación de personas con discapacidad intelectual en el desarrollo de los talleres.

Las actividades del ‘Gardening Project’ son impartidas en el huerto escolar por expertos en educación medioambiental y operarios con discapacidad intelectual y/o enfermedad mental formados en agricultura ecológica. A través del contacto directo con la naturaleza, los más pequeños aprenden con las personas con discapacidad sobre el medio ambiente desde una experiencia vivencial y desarrollan una comprensión sobre el entorno y un sentimiento de respeto y cuidado del medio.

El desarrollo de este innovador proyecto, además de generar un puesto de trabajo cualitativo para personas con discapacidad, fomenta en los niños la visión empoderada y normalizada de estas personas desde las edades más tempranas, añadiendo un valor inclusivo a la iniciativa. Cada año escolar, participan en el proyecto aproximadamente 270 niños y niñas de 4 a 6 años. Tanto el alumnado como el profesorado disfrutan de las clases y valoran de manera muy positiva la experiencia, según indican las encuestas de satisfacción del programa.

En palabras de Rebekah Willis, del British Council School, “En el Colegio Británico, tanto alumnos como profesores, estamos encantados con nuestra actividad de jardinería y la colaboración con la Fundación Juan XXIII. Los niños aprenden no solo a cuidar de la naturaleza, también a trabajar en equipo, tratar a los demás con respeto y amabilidad. El impacto que esta actividad tiene sobre el rendimiento académico de los niños es muy positivo. Y, además, es una experiencia increíble verlos trabajar junto con nuestros amigos de la Fundación Juan XXIII y cómo ellos comparten su amor por la naturaleza de manera tan entusiasta”.

La problemática ambiental está intrínsecamente vinculada a los desafíos sociales y económicos que afrontamos. Por ello, desarrollar proyectos inclusivos y de sensibilización ambiental en el marco de la educación formal es una oportunidad para asentar las bases que permitan un desarrollo sostenible garante del sostenimiento igualitario e inclusivo y la calidad de vida de las generaciones actuales y futuras”, afirma Maíra Pizetta Dias, coordinadora del proyecto de la línea de Soluciones Verdes Urbanas de la Fundación Juan XXIII.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*