Grupo Coeco: calidad, experiencia y óptimo precio para reformar tu cocina en Madrid

Cocina con isla con tono oscuro y armario / Imagen: Grupo Coeco

Desde la irrupción en nuestras vidas de la pandemia generada por el Covid-19 hace ahora justamente un año, que nos obligó a confinarnos en casa primeramente durante muchos meses y después a permanecer en el hogar, incluso teletrabajando, la mayor parte de nuestro día a día por prevención y seguridad, nos hemos dado cuenta de la importancia que tiene la habitabilidad de nuestra vivienda y que ésta sea lo más acorde posible a este nuevo estilo de vida, en el que la casa se ha convertido en el centro de toda actividad familiar y también laboral, de ocio y educativa de la mano a la par de la tecnología.

En aras de conseguir que los espacios que habitamos en estas circunstancias sean lo más amplios, cómodos y confortables posibles, acompañados de una bella estética y una gran luminosidad y claridad, muchas familias se han planteado o están acometiendo ya, si no reformas integrales de su vivienda, al menos sí de los espacios más estratégicos, como puede ser por ejemplo la cocina, donde con esta cultura de ‘quedarse en casa’ nos pasamos tantas y tantas horas. De hecho, para muchas personas dedicarse a cocinar u hornear se ha convertido en estos tiempos en una nueva y divertida afición.¿Dónde acudir, sin embargo, para acertar con el nuevo mobiliario con el que necesitamos ahora más que nunca convertir nuestra cocina en un espacio cálido, práctico, ordenado y confortable? Sin lugar a dudas, hemos de dirigirnos a las mejores y más reconocidas compañías del mercado, como COECO, una de las empresas más relevantes y sobresalientes en el sector del mobiliario, decoración y diseño del hogar.

Grupo Coeco cuenta con más de 50 años de experiencia diseñando y fabricando muebles de cocina, de baño y del hogar en general. Ofrece además 30 años de garantía para el mobiliario que fabrica y precios imbatibles, con la posibilidad de disfrutar de importantes beneficios y descuentos al entrar a formar parte del Club Coeco.

Su calidad, experiencia y mejor precio son las características que inclinan la balanza a la hora de decidirse por contar con sus servicios y su mobiliario para hacer realidad cualquiera de nuestros sueños de reforma o acondicionamiento del hogar, máxime si lo que deseamos cambiar o modificar es nuestra cocina, para la que Grupo Coeco cuenta con múltiples y atractivas propuestas.

Entre los proyectos de cocinas en Madrid que ha realizado más recientemente, destacan las cocinas con isla, las cocinas en península, las que tienen forma de L o las lineales, entre otras diversas.

Cocinas con isla

Para diseñar este tipo de cocina es fundamental disponer de un espacio lo suficientemente grande para facilitar la circulación o desplazamientos. Se necesitarían por lo menos 20 m2. Cumplido el requisito, lo siguiente a hacer sería emplazar la isla en el espacio que se desee y diseñar el resto de zonas en función de dicha ubicación, siendo recomendable dejar 90 cm como mínimo de separación entre la isla y el resto de muebles.

En la isla puede emplazarse la placa o el fregadero, o ambos elementos, dependiendo de cómo sea el diseño de la cocina, e igualmente podría integrarse una mesa para comer en ella, de modo que podría utilizarse la cocina cómodamente como comedor.

1
Cocina con isla / Imagen: Grupo Coeco

Cocinas en península

Estas cocinas suelen ser cuadradas, colocándose en uno de sus extremos muebles bajos y, de manera general, una encimera con volada a modo de barra o mesa.

La mayoría de diseños de este tipo de cocinas se realizan para viviendas abiertas al salón o con cocina americana, pudiendo colocarse la placa para cocinar en la misma península, integrando la campana en el techo.

Según sea el tamaño de la cocina, podrá usarse la península para separar el comedor de la zona de trabajo y la zona de office, desahogándose así mucho la zona de apoyo o trabajo en la cocina, que sería así muy extensa.

1
Cocina en blanco y madera con península / Imagen: Grupo Coeco

Cocinas en L

Estas cocinas suelen diseñarse para espacios alargados y estrechos o cocinas cuadradas de limitado tamaño, teniéndose en cuenta el aprovechamiento del mueble de esquina, ya sea bajo o alto para no inutilizar dicho rincón y, con ello, evitar reducir la capacidad de almacenaje de la cocina o que quede ese rincón como espacio muerto.

Así, esos espacios pueden aprovecharse con diversos accesorios para ordenar, almacenar o hacer más accesibles los productos que se guarden. En paralelo, en la zona corta se pueden colocar columnas para albergar los hornos o ubicar el refrigerador o la nevera.

1
Cocina en L / imagen: Grupo Coeco

Cocinas lineales

Estas cocinas, como su propio nombre indica, poseen un solo frente amueblado ya que no suelen tener más allá de una pared para poner los muebles ni disponer del ancho suficiente para montar una isla, con independencia de que, en los casos en los que sí hay anchura, se suele preferir una zona office.

En este caso es fundamental el color que se elija, pues es determinante en este tipo de cocinas para generar uno u otro ambiente. Suelen escogerse por dicho motivo tonos neutros y apostarse por tonos más atrevidos en lo que respecta a la encimera.

Por lo demás, una apuesta frecuente en las cocinas lineales es el forraje del espacio de la pared que queda entre los muebles altos y bajos con similar material que el de la encimera, generándose de esta manera una continuidad visual. A la vez, puede combinarse una iluminación cálida entre los muebles bajos y altos para hacer más confortable el espacio.

1
Cocina lineal / Grupo Coeco

Los arriba reseñados son algunos de los proyectos de cocina que diseña, fabrica y puede acometer en Madrid Grupo Coeco, experto en la realización de cocinas de calidad alemana en su fábrica Rohël desde 1968. Para obtener más información y detalles sobre su amplia variedad de propuestas puede contactarse directamente con ellos y/o solicitar un catálogo en el que poder ver más fotos y especificaciones.

2 Comments

  1. Una estrella porque no puedo poner menos. Informalidad. He pagado mi cocina y firmado el contrato en octubre y todavía no me la han montado, desde mediados de enero lo van retrasando. No atienden el teléfono ni correos. Pagas por adelantado y luego se desentienden.Hay más empresas serias y formales.

  2. Se me pidió con premura dar la señal de reserva de la cocina para que empezase a contar tiempo para tener la cocina cuanto antes, y después resultaba que no iba a contar hasta que se firmase la documentación del diseño definitivo, por lo que ya de entrada me siento que se quiso coger la reserva a toda costa sin importar que me sintiese engañado.

    Después ha habido una serie de retrasos desproporcionados. Se me dijo que la cocina se montaba en 8-10 semanas y tardaron más de 13. Entiendo la situación actual, lo que no entiendo son los comentarios desagradables y hostiles de Gema (no se más porque aunque se lo solicité no quiso darme su apellido), desentendiéndose de todo, sin una sola disculpa, atendiendo de malas formas y que encima me tilda de mentiroso por decirme que la fecha que se me dio no era esa.

    Después me encuentro con el problema de la medición de un enchufe de la cocina, que no debía ir donde marcó el medidor. Finalmente pudo realizarse así pero que si no hubiese sido un problema gordo teniendo que volver a picar la casa.

    Me encuentro entonces con la cocina con numerosos errores derivado de un mal diseño y planificación. Además trajeron materiales en otro color a los que había solicitado.
    La encimera tardó 4 semanas en montarse desde que se midió. Lo peor de todo es que nadie se dignó en llamarme para decirme el por qué del retraso y disculparse.

    Posteriormente, se tardaron dos meses en resolver los problemas del primer montaje de la cocina. Estos problemas se solucionaron siempre de la forma más barata y no de la forma más eficaz, sin dar buenas soluciones.

    Además, cada vez que se daba fecha de montaje a dos-tres semanas vista, el día anterior se llamaba para decir que no podía ser, que se retrasaba. La última vez incluso se me dijo de un viernes, el día previo se retrasó al lunes y el lunes se me retrasó al martes. Estos retrasos no son aislados ya que me han ocurrido en ambos montajes y a una familiar que ha realizado la cocina con vosotros le ha pasado lo mismo, por lo que recomiendo que miréis este fallo estructural.

    Ese último día seguía habiendo errores y de no ser por la insistencia del montador se me hubiese dejado sin terminar de montar para otro día indeterminado. Mi montador ha sido la única persona formal y comprometida para la que tengo palabras positivas.

    Esto se suma a que cuando me encuentro un problema la actitud de todos es levantar las manos y decir “ a mi lo que me han mandado “ o similares.
    Pero la señal bien que se cobró a priori y la cocina ya la tenéis íntegramente abonada ANTES DEL PRIMER MONTAJE, eso sí.

    La actitud de los empleados, sobre todo de mi comercial, Jose Luis, y de la que me llamaba para agendar fecha de montaje, Gema, ha sido desafiante y con tono hostil, totalmente inaceptable.

    En resumen, premura para cobrar, ningún compromiso con los plazos dados, mala planificación y ejecución del proyecto y mal trato al cliente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*