¿Qué significa ser una mujer curvy?

Tras muchos años de lucha parece que, al fin, poco a poco, se van dejando atrás los estereotipos vinculados al cuerpo femenino perfecto.

La aproximación hacia una belleza real, en la que cada mujer saca partido a sus virtudes naturales, es la inspiración de marcas como Valentina. Esta tienda online van ganando puntos entre las consumidoras, que buscan moda real para la vida cotidiana de las mujeres de verdad.

Sin embargo, muchas mujeres se preguntan, ¿qué es exactamente ser una mujer curvy?, ¿qué es la moda curvy?

Una cuestión de formas

Tanto los diseñadores como las marcas comenzaron a introducir este término para hacer referencia a prendas cuyos diseños, y no solo la talla, estaban pensados para las chicas con curvas.

Esta reacción se produce tras la moda de los 2000, que incluía prendas de patronajes rectos y que no respondían a las necesidades de millones de mujeres en el mundo.

A todo ello se sumó el asunto de las tallas, y de por qué no podían hacerse los mismos diseños de prendas en una variedad de tallas más amplia. 

La moda curvy va, pues, más allá de «entrar» o no es una talla, y se desarrolla como un concepto inclusivo y respetuoso con las formas femeninas

La belleza real

El concepto de belleza real lucha contra las idealizaciones de los filtros de Instagram, y su filosofía pasa por amar el propio cuerpo, mimarlo y dedicarse atenciones estéticas realistas, que nos devuelvan una imagen en el espejo con la que nos sintamos a gusto.

Ser curvy, a veces, no es más que la actitud con la que una chica maneja sus curvas, deja de esconderlas, se olvida de parecerse a los rígidos cánones estéticos del pasado y se gusta en su diferencia y en aquello que la hace única. 

Lo que quieren las chicas curvy

Las mujeres curvy quieren olvidarse de vestir con prendas holgadas y sin formas, en colores sobrios y aburridos, y lanzarse a vestir como más les guste, con un estilo propio.

Jugar con los volúmenes no significa usar prendas poco estructuradas. Se puede equilibrar el cuerpo, con el uso de superposiciones, combinados de lisos y estampados y juegos de complementos.

Muchas mujeres se han cansado de «disimular» zonas, ya sea el busto, el trasero o los muslos. Todas podemos destacar cualquier parte de nuestro cuerpo si así lo deseamos, sin renunciar a los trucos que más nos favorecen, como por ejemplo el escote en V para las chicas con mucho pecho.

Y es que no se trata de renunciar por sistema a lo que mejor nos pueda sentar. Por ejemplo, todos sabemos que cuanto más monocromático sea un outfit, más estilizadas nos veremos. ¡Pero eso no debe obligar a nadie a la tiranía de vestir sin innovar! 

Otro asunto importante son los accesorios. Para las chicas curvy no siempre ha sido fácil encontrar cinturones o colgantes que les favorezcan, porque sí, los accesorios también tienen talla.

En definitiva, ser curvy es una actitud, y por suerte cada vez más diseñadores y tiendas, como Valentina, dan respuesta a una demanda muy real de mujeres que quieren y pueden dar la imagen que deseen, lejos de estereotipos y normas estéticas poco realistas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*