Recursos para dejar de fumar con éxito definitivamente

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año fallecen en el mundo más de 8 millones de personas como consecuencia de enfermedades derivadas del consumo de tabaco, una mayoría de dichas de carácter pulmonar, sobresaliendo en todo caso las relacionadas con el cáncer (de tráquea, pulmonar o bronquial), las infecciones respiratorias crónicas y la tuberculosis.Del citado total de fallecidos, cerca de 7 millones eran consumidores directos del tabaco y 1,2 millones constituían “fumadores pasivos”, esto es, personas no fumadoras pero que estaban expuestas al humo del tabaco de manera constante.

Si nos circunscribimos a España, casi 70.000 personas fallecen prematuramente al año por fumar o respirar el humo del tabaco, aunque el consumo de esta sustancia psicoactiva se ha reducido a la mitad en nuestro país en los últimos 10 años, según el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, y ello por las medidas legislativas restrictivas que han penalizado su consumo, así como las campañas de concienciación de la población promovidas por las autoridades sanitarias sobre los riesgos de fumar.

En paralelo, el Consejo General de Dentistas ha puesto de manifiesto que el consumo de tabaco pone en serio riesgo seriamente también la salud bucodental, multiplicando por 7 las probabilidades de padecer una enfermedad periodontal, además de otras dolencias y problemas bucodentales, entre éstos el cáncer oral.

El hábito de fumar supone, por lo tanto, uno de los mayores problemas de salud pública en el mundo. Conscientes de ello, millones de personas se plantean cada día dejarlo, no solo por su salud sino también por su familia, cuyos miembros se convierten en fumadores pasivos contra su voluntad y asimismo, por la economía o finanza domésticas. Pero dejar de fumar es difícil, muchas personas lo intentan inútilmente o lo consiguen por un tiempo pero luego vuelven a recaer.

No obstante, se cuentan por millones igualmente el número de personas que han sido capaces de dejar el tabaco definitivamente y ello con la ayuda en buena medida de los últimos avances en medicina y farmacología. Además, muchos exfumadores han demostrado tener una gran fuerza de voluntad y decisión, que contribuye a lograr la meta.

Médicos y terapeutas hacen hincapié a la vez en que es prácticamente fundamental para conseguir dejar de fumar tener un motivo relevante para ello. Así, por ejemplo, los seres queridos suelen otorgar mucha fuerza a quienes están en el camino de dejar atrás el tabaquismo, más allá de las razones de salud en sí mismas.

De igual modo, tomar conciencia de que fumar es una adicción y de que se está enganchado a la nicotina, ayuda a ganar fortaleza para aguantar las ganas de fumar y no caer en la tentación de encender un cigarrillo. De hecho, el fumador que permanece tiempo sin fumar, al igual que les sucede a otros consumidores de sustancias adictivas, padece el síndrome de abstinencia. Por eso los últimos medicamentos que combaten la adicción al tabaco, y que no contienen nicotina, son muy eficaces para ayudar a dejar el hábito, ya que reducen el ansia por el tabaco.

Otros recursos en los que pueden apoyarse los fumadores que desean dejar de serlo, son los psicólogos y terapeutas y los propios familiares y amigos, con quienes pueden hablar de su propósito y de sus miedos al respecto, de manera que ayudan a estar lo mejor preparado posible para afrontar con éxito la decisión de dejar atrás el tabaco definitivamente. Además, ayudan a los exfumadores a salir adelante sin fumar proponiéndoles alternativamente actividades saludables, que pueden practicarse incluso junto a los seres queridos.

1 Comment

  1. Un post muy realista, yo he dejado de fumar hace 1 año y en ocasiones siento que puedo recaer, tenemos que tener muy presente y mucha fuerza de voluntad. Gracias a dios yo no he vuelto, y espero no hacerlo jamás. Pero el tabaquismo es una enfermedad silenciosa que no le damos la importancia que tiene. Un saludo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*