¿Cómo gestionar una herencia?

¿Acaban de notificarte que te corresponde recibir una herencia inesperada con motivo del fallecimiento de un familiar directo y no sabes cómo gestionarla? En primer lugar, debes saber que una herencia no solamente implica asumir bienes y derechos correspondientes al patrimonio de su anterior propietario, sino que con la misma también se transmiten obligaciones.

Se trata de un acto jurídico regulado por el Código Civil y que has de gestionar de manera ineludible, aceptes o no la herencia. Por ello es muy recomendable acudir a abogados especialistas en herencias y derecho sucesorio, profesionales como los que puedes encontrar en el despacho de abogados herenciasYproindivisos.com, que te asesorarán en relación con todos los documentos, impuestos y obligaciones que necesariamente tendrás que gestionar o tramitar, haciéndolo además de acuerdo con la ley vigente.

Sin la ayuda de Abogados herencias Madrid y sin un asesoramiento adecuado en esta materia podrías llegar a vulnerar tus propios derechos, pagar más de lo que te corresponde o incumplir los plazos establecidos, sobrepasando el límite de tiempo del que dispones para resolver el papeleo o llevar a cabo como heredero o legatario las actuaciones que correspondan.

Se puede tramitar una herencia tanto por vía extrajudicial como judicial, siendo necesaria la recopilación documental de certificados, presentar impuestos e inscribir incluso en el Registro de la Propiedad los bienes inmuebles heredados.

Igualmente podrías encontrarte en la tesitura de tener que requerir una mediación entre las partes implicadas en la herencia, si no eres el único heredero, para tratar de llegar a los mejores acuerdos posibles con los legatarios restantes. Y si quien te lega su herencia estaba casado sin existir capitulaciones matrimoniales, un paso previo a efectuar de modo insoslayable para adjudicar la herencia es liquidar la sociedad de gananciales, separando los bienes de la esposa de los del fallecido con el fin de conocer qué bienes integran su herencia.

Una vez se conozca cuál es la parte de bienes gananciales del fallecido y cuáles eran sus bienes privativos, así como sus deudas y cargas, se podrá conocer cuál es el caudal a distribuir entre los herederos y realizar el correspondiente inventario de bienes.

La aceptación de la herencia conlleva la asunción tanto de los bienes correspondientes como de las posibles deudas del difunto que lega la herencia, por ejemplo: créditos o préstamos hipotecarios o personales, o impagos de impuestos y de recibos de Comunidades de Propietarios, entre otras deudas. Es decir, con la aceptación de herencia, el heredero se pone en la posición jurídica de la persona de la que hereda, respondiendo con su patrimonio personal de las deudas en las que esa persona haya incurrido. Es fundamental, por lo tanto, antes de aceptar la herencia, averiguar cuál es la situación patrimonial del fallecido.

En función de ello podría llegar a optarse por renunciar a la herencia, lo cual ha de hacerse ante notario y mediante escritura pública, aunque también cabría instar la declaración del concurso de la herencia y/o aceptar o repudiar la herencia a beneficio de inventario.

En todo caso, los primeros trámites a realizar en relación con una herencia dependerán inicialmente de si existe o no testamento. De haberlo, se trataría de una sucesión testada que conllevaría la identificación de los herederos para que ejerzan sus derechos sobre el legado recibido.

Si no existe testamento, el proceso resultará más complejo, recibiendo el nombre de ‘sucesión abintestato’, de forma que habrá que identificar a los herederos legítimos de acuerdo con el derecho sucesorio y debiéndose realizar una declaración de herederos notarial. De cualquier modo, se precisarán mayor número de gestiones y formalizar más documentos, aunque en este caso se dispondrá de tiempo indefinido para tramitar la sucesión patrimonial, contándose con hasta 6 meses, desde la aceptación de la herencia, para el pago del impuesto correspondiente, con posibilidad de prorrogar el plazo hasta un año.

Sea como fuere, antes de tomar cualquier decisión en relación con la herencia, resulta muy conveniente asesorarse bien al respecto con abogados especialistas en la gestión integral de herencias y en derecho sucesorio.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*