Varillero, taller artesanal de reparaciones de chapa donde devuelven a los vehículos a su estado original de fabricación

Un pequeño taller situado en El Plantío se ha vuelto muy popular entre los vecinos de la zona, por su destreza a la hora de reparar sin pintar la carrocería de los vehículos afectados por granizadas o golpes de distinta naturaleza que provocan abolladuras en la chapa. Pero, ¿a qué se debe su éxito?

En El Plantío, barrio limítrofe con Aravaca, Pozuelo, Majadahonda y Las Rozas, un grupo de entusiastas del Automóvil se afana en dejar los coches de sus clientes como si nada hubiera pasado. Se trata de Varillero, un taller en el que, de manera artesanal, devuelven a la chapa de nuestro coche su forma original, eliminando el golpe o abolladura como si nunca hubiera estado. Y lo hacen sin necesidad de pintar ni aplicar masilla, en los casos en los que la pintura no se haya visto afectada.

“El trato cercano y las explicaciones sobre el proceso de encontrar y reparar los golpes aporta tranquilidad a nuestros clientes en su primera visita, que suelen venir recomendados por otros clientes”, apunta Julio, gerente de este pequeño taller madrileño. “El resultado que presenta el coche en el momento de su entrega es prácticamente idéntico al estado original de fabricación”.

A diferencia del taller tradicional que utiliza pintura y masilla, el varillero utiliza unas herramientas de punta redondeada y pulida que permiten restablecer la zona de la chapa donde está el golpe. Para este proceso no se requiere de disolventes o productos que generen polvo ni olores, evitando así cualquier daño medioambiental o problema alérgico.

Este método artesanal es altamente valorado por los clientes más exigentes y las compañías aseguradoras, tanto por el resultado final como por los plazos de entrega. “Son unos grandísimos profesionales, puntuales, cuidadosos, serios”, indica una de sus reseñas en Google.

Con la llegada de la época estival, el trabajo se multiplica para estos profesionales, ya que con las granizadas las reparaciones de chapa se convierten en un servicio muy demandado por los daños que provoca el pedrisco sobre la carrocería de los vehículos. Estas reparaciones de daños por granizo son las más habituales para estos artesanos del automóvil, ya que su técnica resulta ideal para reparar cada una de las abolladuras que provoca el impacto del hielo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*