Negligencias médicas más comunes en hospitales de Madrid

Durante el año 2020 se registraron en España un total de 10.509 negligencias médico-sanitarias, derivándose de las mismas, entre otras consecuencias, 528 fallecimientos, según la Memoria anual de la Asociación El Defensor del Paciente. Además, aproximadamente la quinta parte de dichas negligencias tuvieron lugar en la Comunidad de Madrid, donde se dieron 2.492 casos.

Las negligencias más habituales estuvieron relacionadas con una mala praxis: intervenciones incorrectamente realizadas; altas indebidas, al producirse anticipadamente; mala atención; infecciones hospitalarias; llegada tardía de las ambulancias, etc., siendo la principal negligencia el diagnóstico desacertado y, especialmente, el error de diagnóstico prenatal que implicó la pérdida de oportunidad terapeútica.

Entre los casos más dolorosos cabe destacar que, durante el pasado año, 97 bebés nacieron con alguna discapacidad, fruto ésta de partos en los que la asistencia médica fue inadecuada, por ejemplo, no se practicó una cesárea de urgencia, o se llevó a cabo con fórceps, causando todo ello secuelas como sufrimiento fetal, parálisis cerebral o braquial, etc. Aunque lo más lamentable al respecto fue que, en buen número de estos casos, los ginecólogos no informaron a los padres durante el embarazo de que el feto presentaba malformaciones, las cuales, a las pocas horas del nacimiento, ocasionaron la muerte del bebé, por ser incompatibles con la vida.

Las caídas hospitalarias debido a una mala atención o por falta de suficientes medidas de seguridad en los centros asistenciales, constituyeron uno de los accidentes más habituales entre las personas hospitalizadas, conllevando este tipo de caídas una alta probabilidad de que deriven en lesiones. De hecho, quienes más las sufren lógicamente son las personas mayores, indicándonos la estadística que en uno de cada diez de estos accidentes se produce una factura. Y si ésta es de cadera, puede derivar en daños irreparables e incluso puede llegar a ocasionarse el fallecimiento.

Entre las personas fallecidas en 2020 por errores médicos, hubo 41 óbitos que se relacionaron con la llegada con excesivo retraso de la ambulancia al domicilio del enfermo para trasladarlo a un hospital o, sencillamente, con la falta de asistencia sanitaria de urgencia porque no llegó a enviarse ni tan siquiera el necesario vehículo de emergencias.

Además, 35 pacientes fallecieron por infecciones contraídas en el propio hospital, al no aplicarse en éste las medidas de asepsia e higiene necesarias.

Muy triste también es la cifra correspondiente a las personas que, tras ser objeto de una mala praxis médico-sanitaria, se quedan en estado de tetraplejia o paraplejia, registrándose el año pasado 82 casos de pacientes que, como consecuencia de una errónea intervención quirúrgica, quedaron en estado de discapacidad.

Contar con un buen abogado por negligencias médicas en Madrid es lo más importante en todos y cada uno de estos casos en los que los afectados y/o sus familiares pueden y tienen derecho a reclamar la correspondiente indemnización.

Tal y como pone de manifiesto el mencionado informe del Defensor del Paciente, los hospitales de la Comunidad de Madrid contra los que se han presentado mayor número de denuncias por malas praxis médico-sanitarias, y por el siguiente orden son: el Hospital Universitario La Paz, el Hospital Doce de Octubre, el Hospital Universitario Gregorio Marañón, el Hospital Ramón y Cajal y el Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles.

Las especialidades y servicios de centros hospitalarios madrileños respecto a los que se produjeron más reclamaciones en 2020, fueron los relacionados con las listas de espera, la cirugía general, la traumatología, el transporte sanitario y los servicios de ginecología y obstetricia.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*