La estratégica labor de los detectives privados en Madrid como Mystery Shoppers para el éxito de las empresas

Cuando oímos hablar del trabajo de un detective privado, seguramente nos vienen a la cabeza las imágenes de las películas en las que este perfil de profesional aparece con gafas oscuras, traje formal o gabardina, cámara de fotos o incluso prismáticos que utiliza en tareas de investigación y seguimiento de su objetivo. Sin embargo, si tuviéramos la oportunidad o necesidad de contactar con detectives privados Madrid descubriríamos que son personas con atuendos discretos, naturales y corrientes, con los que pasan completamente desapercibidos, y que disponen incluso de despachos similares, por ejemplo, a los de los asesores fiscales, consultores o abogados.

Una de sus labores habituales suele estar vinculada, entre muy diversos aspectos, a investigaciones legales, por ejemplo, de apoyo en la búsqueda de pruebas para un proceso, procedimiento o reclamación judicial, donde tienen relevancia hasta las aportaciones de un perito calígrafo Madrid cuyos servicios forman parte del abanico de propuestas que de manera general ofrecen los despachos de detectives privados en Madrid.

También suelen ser frecuentes, entre las tareas de estos profesionales, las investigaciones particulares y familiares, siendo las más conocidas las relacionadas con infidelidades conyugales o de pareja y también las que ayudan a la prevención de “malas compañías” de las que podría rodearse un hijo, y/o del absentismo escolar, por poner algunos otros ejemplos.

Otro ámbito de actuación muy común de los detectives privados tiene que ver con el ámbito empresarial, siendo sus investigaciones más populares al respecto las relacionadas con bajas laborales fraudulentas, mientras que resultan menos conocidas, si bien constituyen una tendencia al alza, las que llevan a cabo bajo la figura del Mystery Shopper, cada vez más extendida y utilizada por las compañías, ya que su labor, muy estratégica, puede ser determinante para una gestión exitosa de las empresas.

Auditoría de la atención al cliente

La del Mystery Shopper es una figura cuyo cometido específico es analizar y evaluar los aspectos relacionados con la atención al cliente e identificar, por lo tanto, todos aquellos que son o pueden ser mejorables. Para ello, el detective privado que ejerce como Mystery Shopper investiga en profundidad el negocio para conocer sus normas o el denominado “estatus interno de la empresa a investigar”, y ello como paso previo fundamental para poder desarrollar su trabajo, un trabajo cuya fase primera es realizar una auditoría de la atención al cliente en todas las oportunidades de contacto que existan entre el mismo y la compañía que le presta servicios o le vende un producto.

Normalmente lo que el detective privado más audita es el proceso de venta, ya sea al por mayor o al por menor, el cual es vital para la obtención de los objetivos anuales de facturación y la pervivencia de la empresa. Y en dicho proceso tan importante es cómo se recibe al potencial cliente, como que se le informe adecuada y correctamente sobre el producto que va a adquirir. Una vez efectuada la compra, el Mystery Shopper investiga cómo es el servicio post-venta, sobre todo cómo se atienden las quejas, proceso éste a analizar en profundidad y con máximo detalle.

Estos procesos minuciosos de auditoría de atención al cliente no solamente se llevan a cabo en la actualidad en relación con los procesos de venta de productos y servicios en las tiendas, comercios o empresas sino también en relación con las tiendas online, donde la competencia es cada vez mayor, por lo que se necesita ser, más que eficaz, excelente, pues la venta en línea ha crecido exponencialmente en los últimos años, especialmente a raíz de la pandemia ocasionada por el coronavirus.

Por eso es completamente preciso averiguar tanto cuáles son los puntos débiles del proceso, susceptibles de someterse a cuantas mejoras sean necesarias, como conocer los puntos fuertes para potenciarlos y conseguir situar a la empresa o compañía entre las más competitivas del mercado.

Detección de aspectos clave en los procesos de venta

Un Mystery Shopper puede contribuir a ello detectando malas prácticas en los puntos de venta, siendo una de las más habituales ofrecer una mala información o información deficiente a los potenciales compradores. Igualmente puede constatar una mala atención en el servicio post-venta, siendo muy importante supervisar que las posibles reclamaciones o quejas se gestionen o tramiten de acuerdo con la normativa vigente al respecto. Si no fuera así, el detective privado va a detectarlo, siendo este trabajo de gran relevancia, como también el relacionado con la detección de incumplimientos en los protocolos internos de las empresas, los cuales podrían causar un cierre con pérdidas del ejercicio económico anual de la compañía de la que se trate.

Otras carencias o aspectos negativos que puede detectar el Mystery Shopper en relación con un negocio puede llegar a ser por ejemplo algo tan sencillo pero de extraordinaria importancia como la ubicación del mismo, o si se hace o no una correcta promoción o publicidad de sus servicios o productos, y hasta si el marketing digital que ha encargado la compañía es eficiente y genera un retorno favorecedor de las ventas.

De ahí que sea tan importante contar con los servicios de detectives privados en Madrid que sean capaces de adaptar la metodología habitual y el ‘buen hacer’ de estos profesionales de la investigación a las habilidades que ha de tener un buen Mystery Shopper  para poder ejercer satisfactoriamente sus funciones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*