La Policía Local de Las Rozas pone en marcha un plan especial para garantizar la seguridad de la comunidad escolar

Con el objetivo pacificar la circulación y el tránsito viario a la entrada y salida de los centros educativos y atender posibles incidencias

Garantizar la seguridad de los alumnos de Las Rozas y mejorar la convivencia en su entorno escolar son los objetivos que la Policía Local persigue con el Plan de acción especial que va a poner en marcha la próxima semana coincidiendo con el inicio del nuevo curso escolar. Así, el Ayuntamiento de Las Rozas, a través de la concejalía de Seguridad, Transportes y Movilidad y de las Unidades de Policía Local, ha establecido actuaciones con el fin de atender y gestionar de manera adecuada aquellas situaciones e incidencias que se dan, sobre todo, en los momentos de entrada y salida del alumnado de los centros educativos.

El Plan contempla, entre otras acciones, atender la vigilancia, control y regulación de los accesos a los centros formativos al objeto de conseguir una mayor fluidez de la circulación; la garantía de la seguridad vial y peatonal de los integrantes de la comunidad educativa y colaborar en el cumplimiento de las medidas de prevención sanitaria determinadas por la pandemia de la COVID-19. En definitiva, trabajar conjuntamente para procurar la óptima “convivencia viaria” tanto para los escolares como para el resto de usuarios de las vías y espacios públicos.

Para ello, la Policía Local contará con la colaboración de toda la comunidad educativa (centros, APAs, alumnado, etc.) en el objetivo compartido de la búsqueda de soluciones que procuren la mejor protección de los escolares, entendiendo que es un compromiso de todos, para lo que pone a disposición el correo electrónico de la Jefatura de Policía Local pljefatura@lasrozas.es.

El Plan pretende llegar a la mayoría de los institutos y colegios del municipio, tanto en el turno de mañana como en el de tarde, por lo que se ha programado una específica atención policial preferencial según las necesidades operativas que presenta cada uno de los colegios según su ubicación y contexto. La campaña se basa en regular y controlar el tráfico en las inmediaciones de los colegios, involucrar a padres y educadores en el cumplimiento de una serie de pautas en materia de Educación Vial y realizar acciones dirigidas a la prevención de conductas como el absentismo, las agresiones o el acoso escolar.

La regulación del tráfico o cualquier incidencia que pueda producirse en las entradas y salidas de los centros educativos, es uno de los puntos básicos de este plan. Para ello, la Policía Local reforzará el control y vigilancia en los accesos a los colegios, tanto en horario de mañana como de tarde, destinando todos sus recursos para garantizar la seguridad de los menores en el momento de entrar o salir del colegio, evitando así que la circulación de vehículos y peatones pueda generar problemas de tránsito, seguridad o convivencia.

Además de la presencialidad de los Agentes en los centros en los horarios de entrada y salida, durante el curso escolar la Policía Local implementará un conjunto de medidas para una actuación integral en este ámbito. Así, se potenciará el uso del radar en las vías donde se encuentran los centros educativos, se realizarán controles e inspecciones del transporte escolar, se vigilará el uso correcto de las plazas PMR, se realizarán controles y dispositivos con la Unidad Canina en los alrededores de los institutos, etc.

Durante el año pasado, aunque no resultó ser un curso escolar normalizado a causa de la pandemia, se llevaron a cabo más de 3.000 situados y servicios de esta índole, aproximadamente un 62% en el turno de mañana y un 38% en el turno de tarde, siendo una de las labores policiales que más pone en valor y agradecen los vecinos, y para el curso escolar que comienza se han previsto más de 4.000 intervenciones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*