Las tarjetas de crédito con sensor de huellas llegan a España a finales de año

Ya desde hace unos años los métodos de pago tradicionales se han ido usando cada vez menos, pues el ecommerce era quien imperaba. Y ahora, comprar con tarjetas o dispositivos contactless, es ya algo habitual y que hace gran parte de los usuarios, sobre todo, tras las medidas de higiene y seguridad que se implantaron por el covid.

Recientemente se habla mucho de la Biometría, que son medidas estandarizadas biológicas o físicas utilizadas para reconocer a personas y que se basan en leer los rasgos de conducta o físicos. Para esta detección, se toman en cuenta las huellas dactilares, el escaneo del iris y/o retina, identificación facial mediante imagen o vídeo, reconocimiento o locución de voz o incluso puede hasta monitorizar los latidos cardíacos. Algo realmente increíble que supera cualquier otro tipo de control de identificación, siendo métodos muy efectivos que ya se empiezan a ver en grandes entidades, como por ejemplo en el banco británico Halifax, que usa el sensor de latidos del corazón para desbloquear los servicios bancarios en línea.

Además, esta tecnología no solo es óptima para identificar al usuario, sino también para proporcionar una mayor seguridad y privacidad. Por eso mismo, este tipo de métodos ya se usan en muchos ámbitos que requieran seguridad, siendo ya una pieza fundamental. Por ejemplo, se están protegiendo documentos confidenciales como los pasaportes electrónicos con identificación mediante el iris, una fotografía digital del rostro y la huella dactilar.

Y ahora como novedad, se implementará la Biometría en España para finales de este año en las tarjetas de pago contactless a través de un lector de huellas para que se puedan hacer compras más seguras autorizando el pin en compras de más de 50€. La tarjeta en sí se llama Biometric Sinsor Payment Card (Tarjeta de Pago con Sensor Biométrico), algo innovador pero que no sorprenderá mucho a los usuarios, pues muchos ya están muy acostumbrados a desbloquear el móvil con su huella dactilar.

Pues varios estudios pronostican que para el año 2025, una de cada tres transacciones, serán contactless, es decir, con sistemas de radiofrecuencia y sin tarjetas de crédito o débito, llaveros o móviles. Y es que, según un estudio creado por UniversalPay en este año, 8 de cada 10 usuarios aseguran que el efectivo está obsoleto tras las recomendaciones sanitarias de realizar las compras sin ningún contacto. Por eso durante esta crisis se han incrementado los pagos mediante el móvil en 3 de cada 10 casos. Consecuentemente, los comercios también se han adaptado a esta realidad, por eso más del 80% de los terminales de pago de los comercios aceptan las transacciones sin contacto.

Sin embargo, para las transacciones en Internet esto no cambia demasiado, pues siguen liderando como método de pago favorito aquellas plataformas donde no hay que insertar datos bancarios para pagar, siendo al momento la alternativa más cómoda, sencilla y rápida. Por eso, las populares plataformas de servicios de entretenimiento como ahora los nuevos casinos sin depósito por ejemplo, cuentan entre sus métodos con compañías como Paypal, Skrill o Neteller. Además, son los métodos más utilizados por delante de las tarjetas de crédito y las transferencias, pues el público que tiene este tipo de plataformas suele estar bastante familiarizado con las nuevas tecnologías.

Los usuarios incluso lo consideran un símbolo de confianza y un motivo más para adquirir un producto o servicio en una página. Por esa misma razón, muchas plataformas que no se han familiarizado todavía con estos métodos y no cuentan con esta opción entre sus métodos de pagos en sus páginas, han visto cómo sus ventas han caído en los últimos años. Un claro ejemplo se puede observar en los ecommerce más pequeños, empresas textiles o de mobiliario son las más comunes, las cuales no han innovado demasiado durante los años y siguen manteniendo los métodos de pago tradicionales. Por eso mismo, es importante adaptarse a los tiempos que corren, y más cuando se trata de seguridad y privacidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*