Los beneficios de un coworking para autónomos y emprendedores

El impacto negativo que la pandemia del coronavirus ha asestado sobre la economía en el ámbito mundial de manera global, incluido nuestro país, ha tenido como consecuencia principal o directa, como es sabido, el cierre de empresas y la consiguiente la pérdida de gran número de empleos pero ha evidenciado, a la vez, una tendencia al alza en cuanto a la aparición de pequeños emprendedores, empresarios y autónomos, gracias a cuyo impulso, ilusión y esfuerzo, y entre otros factores, como la concesión de ayudas para dotar de liquidez a las empresas, ya se empieza a percibir una recuperación económica tras la crisis sobrevenida como consecuencia de la epidemia.

Resulta significativa, entre las decisiones y hábitos que están poniendo en práctica dichos trabajadores autónomos y emprendedores como una clave para el éxito de sus negocios, la contratación por la que están optando de servicios y espacios coworking Madrid en lugar de alquilar oficinas independientes sin más, siendo su ventaja principal un importante ahorro de costes. A la par se benefician también de no tener que abonar anticipadamente entradas, comprometerse con largos períodos de alquiler o adelantar pagos.

Igualmente se logra reducir gastos al elegirse esta iniciativa para el desempeño de la actividad profesional y la puesta en marcha de empresas e iniciativas nuevas, asumiendo así mínimos riesgos, porque los centros de negocios ofrecen espacios compartidos, personalizados y a medida. De este modo, el coworker o, lo que es lo mismo, la persona que trabaja en un espacio coworking y que es el pequeño empresario, emprendedor o autónomo al que antes nos referimos, pueden centrarse plenamente en el desarrollo de su trabajo de manera simple y rápida, ahorrando tiempo y evitando inversiones costosas en instalaciones y contratación de personal dado que comparten recursos humanos comunes que provee el espacio coworking.

Adicionalmente, otra ventaja a valorar en el uso de estos centros es que suelen estar situados en zonas estratégicas de las ciudades, en ubicaciones óptimas y, a la vez, bien comunicadas, por lo que se accede a los mismos con facilidad, en bus o hasta a pie, lo que propiciaría que se pudiesen gestionar mayor número de encuentros e intercambios profesionales, relaciones sociales éstas que pueden redundar o favorecer un mayor volumen de negocio y oportunidades de crecimiento.

Los business center pueden utilizarse también como domicilio comercial o social, sin necesidad de utilizarlo más allá, lo que posibilita a los profesionales teletrabajar sin ver invadida su propia casa u hogar con entregas de paquetería u otros envíos relacionados con la actividad de trabajo, pudiendo residir el coworker en zonas alejadas de la capital, mientras que resulta fundamental no obstante, por imagen corporativa, ofrecer un domicilio social en una ciudad estratégica.

En el ámbito de la buena imagen de empresa o de marca, el uso de centros de negocios la favorecen, ya que se puede contratar sus espacios únicamente por horas, de manera concreta, para tener una reunión, por ejemplo, llevar a cabo una presentación de un producto o recibir clientes, con lo que supone para ofrecer una imagen de marca muy positiva el poder disponer incluso de un servicio de recepción.

Un coworking facilita asimismo el cotrabajo, es decir, la labor compartida o trabajo cooperativo llevado a cabo por emprendedores o pequeños empresarios que desarrollan su actividad -cada uno- en diferentes sectores, materializando de este modo proyectos conjuntos, realizados en equipo.

Además, en un business center o coworking suele desarrollarse un ambiente de trabajo muy positivo y agradable, al tratarse de dependencias laborales compartidas, lo que incide en una mejora de la productividad. De hecho, resulta motivador desempeñar una actividad profesional codo con codo con emprendedores con similares objetivos, aunque cada uno esté empleado en una propuesta o iniciativa distinta.

Por las múltiples ventajas relacionadas, los centros de negocios o espacios coworking contribuyen sobremanera a generar excelentes rendimientos económicos y beneficios para quienes los usan, máxime cuando sus despachos, salas de reuniones y espacios comunes compartidos están diseñados, habilitados y adaptados para generar la antes citada productividad, al estar dotados de todas las comodidades y ofrecer soluciones personalizadas y “a la carta” a los profesionales autónomos, pequeños empresarios y emprendedores, contando también con instalaciones idóneas para llevar a cabo labores de comercialización de productos y servicios, absolutamente todo cuanto pueden precisar los usuarios de un business center.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*