Nuevas rotondas en la Avenida Juan XXIII mejoran la fluidez del tráfico en esta zona

El Gobierno municipal de Pozuelo de Alarcón ha construido en estos meses de verano dos rotondas en la Avenida Juan XXIII de la ciudad, con las que se ha mejorado la fluidez del tráfico y se han eliminado los semáforos de estas intersecciones.

La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, acompañada por el primer teniente de alcalde, Eduardo Oria, y la concejal de Obras, Almudena Ruiz, ha visitado esta mañana la zona para comprobar el resultado de los trabajos.

Una de estas rotondas se sitúa en la Avenida Juan XXIII con la calle Martina García y, la otra, en la intersección con la Avenida de Bularas. El objetivo de estas nuevas glorietas es el de facilitar la movilidad de esta avenida, una de las principales arterias del municipio, ya que une los cascos de la zona del pueblo y la Estación.

De hecho, en el caso de la de la Avenida de Bularas, se ubica cerca de colegios, centros de enseñanzas superiores, centro comercial y un nuevo centro universitario. Y en cuanto a la de Martina García, se trata de un acceso principal a la estación de tren y a toda la zona de la Estación.

Pérez Quislant ha destacado la importancia de estas rotondas por las que el Consistorio ha invertido más de 200.000 euros y ha insistido que con ellas “mejoramos la calidad de vida de los vecinos y también contribuimos a una mejora ambiental, ya que con la mayor fluidez del tráfico se reduce el consumo de combustibles fósiles y las emisiones de CO2, entre otros”.

Los trabajos se han llevado a cabo en estos meses de verano para minimizar las molestias a los vecinos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*