Pozuelo de Alarcón seguirá siendo una de las ciudades más limpias de la Comunidad de Madrid

Junta de Gobierno Local

Pozuelo de Alarcón es una de las ciudades más limpias de la Comunidad de Madrid y lo va a seguir siendo más si cabe, según aseguran fuentes del Ayuntamiento del municipio, gracias a la inversión de más de 16 millones de euros que contempla el nuevo Servicio Municipal de Limpieza Viaria y Recogida de Residuos del Ayuntamiento, que entrará en vigor a lo largo de 2021. En el contrato hay una gran apuesta también por optimizar la recogida de residuos. La Junta de Gobierno Local adjudicó en su sesión del pasado miércoles el nuevo contrato.

La alcaldesa de la ciudad, Susana Pérez Quislant, ha manifestado que “Pozuelo está muy limpia, es una de las ciudades más limpias de la Comunidad de Madrid, pero vamos a intensificar las labores para llegar a la perfección”.

Pérez Quislant ha destacado también que “gracias al nuevo contrato vamos a poder mejorar en la recogida de residuos, con el fin de cumplir con la normativa española y europea”. “Vamos a trabajar para que la selección de residuos sea una prioridad entre nuestros vecinos para lograr que nuestra ciudad cumpla con los objetivos marcados para la Concejalía Pozuelo 2030, basados en la modernidad, la sostenibilidad y la apuesta por el medio ambiente”.

Gracias al nuevo contrato:

– Se incrementará la frecuencia de recogida de residuos. En las viviendas unifamiliares, la materia orgánica y los restos vegetales se recogerán 3 veces por semana.

– Se reducirá el ruido incorporando equipos más modernos y sistemas de grúa rápida totalmente automatizada con bajos niveles de emisión de ruidos para los cascos. Además, el contrato primará la reducción del uso de sopladoras en el municipio.

– Se reducirá el olor en los cascos antiguos de El Pueblo, La Estación y Húmera: incremento de la frecuencia de lavado de contenedores y, para las fracciones húmedas (materia orgánica y resto), se cambiarán los soterrados de carga superior (que dan problemas de pérdida de líquidos y tienen dificultades para su lavado), por soterrados de carga trasera (que no pierden líquidos y son fácilmente lavables)

– Se instalarán sensores de llenado en los contenedores para ajustar las frecuencias de recogida de las fracciones

– Se extenderá el barrido mecánico en las aceras que por sus dimensiones lo hagan viable

– Se incrementará la frecuencia de baldeo fuera de los cascos para acabar con las manchas y se mantendrá alta en los cascos antiguos

– Se incrementará la limpieza en el entorno de las áreas de recogida de residuos, convirtiéndola en diaria en los cascos antiguos y quincenal en el resto de la ciudad

– Se llevarán a cabo actuaciones intensivas en puntos negros de acumulaciones de orines u otra suciedad impregnante

– Se limpiarán, al menos una vez al año, los cauces de los arroyos y los caminos que no están en zonas urbanas

Principales objetivos

Entre los objetivos del nuevo contrato figura recoger de forma separada la materia orgánica para cumplir con la normativa europea y española de residuos. Para ello se llegará a un total de 15.000 cubos y cestas y se aumentará la frecuencia de recogida en viviendas unifamiliares, evitando así los malos olores que provoca este tipo de basura, altamente fermentable. La materia orgánica se recogerá 3 veces por semana en este tipo de viviendas

Otro de los fines que se lograrán con el nuevo contrato es que se dejen de utilizar las bolsas de plástico en la recogida de restos vegetales de jardinería. Para ello, se proporcionará un cubo verde a todos los vecinos con jardín que aún no dispongan de él. Además, se incrementará la frecuencia de recogida en zonas de residencial unifamiliar, ya que la actual frecuencia es de un único día por semana. A partir de la implantación del nuevo servicio, la recogida de estos restos vegetales en viviendas unifamiliares se hará 3 veces por semana.

Entre los objetivos también se encuentra mitigar las molestias que pudieran generar a los vecinos el ruido o los malos olores, así como reducir la interrupción del tráfico que provoca en algunas zonas el camión de recogida. Para ello se primarán aquellas ofertas que pongan en marcha las siguientes medidas tecnológicas:

  • Para evitar el ruido: Utilización de sistemas de grúa rápida totalmente automatizada y reducción del uso de sopladoras.
  • Para acabar con los olores: incremento de la frecuencia de lavado de contenedores y sustitución de los contenedores en las fracciones húmedas (materia orgánica y “resto”). Se cambiarán los soterrados de carga superior (que dan problemas de pérdida de líquidos y dificultad de lavado) por soterrados de carga trasera (que no perderán líquido y son fácilmente lavables).
  • Para reducir la incidencia en el tráfico: Cambio del actual sistema de doble gancho por tecnología de descarga rápida mediante grúa robotizada. Además, para los envases ligeros o el papel, en los que los malos olores no son un factor crítico, se ha optado por contenedores de carga superior de gran capacidad con recogida robotizada, que permitirán una menor frecuencia de recogida y una gran rapidez en la operación de vaciado, reduciendo así las molestias a los vecinos.
  • Para evitar desbordamientos: Se implantarán sensores de llenado en los contenedores para ajustar las frecuencias de recogida de las fracciones.
  • Para mejorar la estética urbana: homogeneizar estéticamente las áreas de aportación (casco urbano) y reducir el número de contenedores fijos en la calle (resto del municipio).

Otro de los fines del nuevo contrato es alcanzar los porcentajes de valorización en materia de separación de residuos exigidos por las normativas europea y española. Para ello, se unificará el punto de depósito de las fracciones principales, para que todas ellas presenten el mismo grado de facilidad de acceso. También se han previsto una variedad de instalaciones y canales de recogida para residuos secundarios. Así, se pretende que las comunidades de vecinos, dentro de sus cuartos de basura, lleguen a incorporar contenedores no sólo para el resto y los envases ligeros como hasta ahora, sino también para la materia orgánica, el vidrio y el papel. Además, se buscará que puedan dejar el aceite usado y otros residuos como la ropa y el calzado en su conserjería.

Por último, en lo que se refiere a limpieza viaria, el contrato incluye extender el barrido mecánico de aceras, ya que, aunque el barrido manual logra limpiar, de forma general, los restos sueltos existentes en las calles, con el mecánico, se puede llegar, en superficies de cierta extensión, a un acabado uniforme y exhaustivo, que elimine el polvo y otros restos. Asimismo, se incrementará el baldeo fuera de los cascos, se llevarán a cabo actuaciones intensivas en puntos negros de acumulaciones de orines u otra suciedad impregnante, se convertirá en diaria la limpieza de las zonas de recogida de residuos en los cascos antiguos y quincenal en el resto, y se limpiarán, al menos, una vez al año, los cauces de los arroyos que discurren por el término municipal y los caminos fuera de zonas urbanas. Los caminos urbanos se limpiarán cada tres meses.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*